Música en tamaño 'mini': Festivales y conciertos pensados para los niños

La oferta del Día de la Música se abre también a los más pequeños

VER GALERÍA

Gwyneth Paltrow y su hija Apple en el Live 8 de Londres

No hace falta medir más de medio metro de altura para disfrutar de la música en directo, acompañado, eso sí, de mamá o papá. Esta es la premisa de la que parte minimúsica, un proyecto que a lo largo de los últimos años ha acercado un trocito del universo de los festivales de verano a los 'peques' de la casa. Desde los célebres conciertos para niños del Primavera Sound en Barcelona, hasta el Día de la Música, que se celebra en el Matadero de Madrid este mismo fin de semana, minimúsica pone de manifiesto la necesidad de muchos padres de inculcar una sólida y variada educación musical a los niños desde bien pequeños.

VER GALERÍA

Concierto de California 82 en Glück, la tienda para niños con suerte

Lo que veremos este fin de semana: un completo programa de actividades lúdicas y educativas en el que no faltarán figuras como la de Christina Rosenvinge y sus 'Cuentos enchufados', un proyecto dirigido a niños de entre 2 y 10 años en el que los cuentos toman forma de canciones, o a bandas como The New Raemon, Ginferno o Linda Mirada, adaptando parte de sus letras al público infantil.

Más interesante si cabe resulta la propuesta de otros proyectos alternativos, que llevan ya tiempo ofreciendo este tipo de iniciativas a los papás de la capital. Es el caso de Guau Guau, desarrollado en el espacio iam Gallery (San Blas, 4) desde el mes de abril, y en el que se programan conciertos de importantes bandas del panorama nacional o internacional, pensados para que los disfruten padres y niños por igual.



Nuestros favoritos: los conciertos para 'peques' de Glück (Velarde, 12), una preciosa tienda ubicada en el barrio de Malasaña, donde, además de vender 'preciosidades' en forma de ropita, libros, juguetes y decoración para niños y niñas, organizan actuaciones acústicas gratuitas una vez al mes. Los grupos, casi siempre pertenecientes a la escena nacional, consiguen reunir a un variopinto público de diminutos fans, entre el que no faltan bebés de todas las edades. Eso sí, aquí la intención educativa pasa a un segundo plano: de lo que se trata es de divertirse y de disfrutar de la música todos juntos. Imprescindible acudir con un niño para conseguir entrada.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más