¿Por qué los adolescentes padecen depresión?

Casi un 7 por ciento de los menores de edad sufren esta enfermedad, difícil de detectar



Rabietas incontrolables, lloros, gritos y muchas discusiones en casa. Lo que por definición sería una pataleta infantil, se convierte, una vez llegada la adolescencia, en un verdadero problema para los más jóvenes de la casa. La depresión es una enfermedad que afecta al 6,9 por ciento de los adolescentes, si bien el porcentaje podría ser más elevado, dado que son pocos los que acuden a la consulta del médico una vez aparecen los síntomas.

Estos datos, que han visto la luz recientemente gracias a un estudio del Centro de Salud de Les Corts de Barcelona, definen asimismo los factores de riesgo más significativos para el desarrollo de este trastorno: desde vivir en un centro de acogida, hasta pasar por la muerte y duelo de uno de los padres, la existencia de una enfermedad mental en parientes cercanos, el alcoholismo o la existencia de conflictos conyugales entre los miembros del núcleo familiar.

Las chicas con una edad media de 18 años serían en este caso las más afectadas. De hecho, el perfil del adolescente deprimido es predominantemente femenino (62%) con una edad media de 18 años, y consumidora de algún tipo de sustancia adictiva, como tabaco o alcohol. La depresión en los jóvenes, sin embargo, es difícil de cuantificar, ya que no son muchos los adolescentes que acuden al médico, tendiendo más a la somatización.

Según la Organización Mundial de la Salud, la depresión afecta a unos 120 millones de personas, y esto condiciona que otros factores de riesgo entre la población joven se disparen en las familias en las que existen antecedentes similares. De hecho, hasta un 25 por ciento de los chicos y chicas que presentan síntomas depresivos tendrían una historia familiar de trastornos de iguales características.

Más sobre

Regístrate para comentar