Qué hacer cuando los niños se atragantan

El hospital Nisa Pardo Aravaca amplía su guía de accidentes domésticos para mamás y papás



De todos los accidentes domésticos que pueden ocurrir a lo largo de la vida del niño, el atragantamiento es, posiblemente, el que desate mayor pánico entre los padres. No saber reaccionar, o reaccionar mal -una práctica común en estos casos es, por ejemplo, dar golpecitos en la espalda pudiendo provocar que una obstrucción parcial se convierta en total-, puede darnos más de un susto desde que empiezan a moverse y relacionarse por sí solos con el entorno.

Para evitar estas situaciones, el hospital Nisa Pardo de Aravaca ha ampliado su guía de accidentes domésticos para padres, incluyendo un epígrafe destinado a ayudarnos a reaccionar de manera rápida si se produce un accidente de este tipo. En estos casos, recomiendan, si el niño se ha atragantado con un objeto o un trozo de comida y no podemos acceder a él con los dedos, lo más eficaz es efectuar la maniobra de Heimlich, siempre y cuando el pequeño presente síntomas obvios de ahogamiento, como la ausencia de balbuceos, lloros o tos.

1. Ponte detrás del niño y rodéalo con los brazos, de modo que las manos queden en la parte delantera de su cuerpo.

2. Forma un puño con la mano y coloca el pulgar levemente por encima del ombligo.

3.
Agarra el puño con la otra mano y realiza compresiones rápidas hacia arriba y hacia adentro del estómago, justo por debajo del reborde costal, debajo del esternón.

4. Sigue con las compresiones hasta expulsar el objeto y hasta que el niño pueda respirar, toser o llorar, ya que estas reacciones son indicativo de que el aire vuelve a entrar por las vías respiratorias.

5. Si el niño pierde la conciencia, llama inmediatamente a urgencias, y realiza una tanda compresiones torácicas seguidas de insuflaciones de aire mientras llega la asistencia médica. 

6. En caso de que el bebé sea menor de un año, evita la maniobra de Heimlich colócandolo boca abajo a lo largo del antebrazo y dándole cinco golpes fuertes y rápidos en la espalda con el talón de la mano.

Más sobre: