La importancia de enseñar a los niños a comer

Un estudio revela que las madres de niños con sobrepeso consideran normal el peso de su hijo



El exceso de peso se ha convertido en uno de los principales problemas de las sociedades modernas, especialmente entre los más jóvenes: el sobrepeso afecta ya a uno de cuatro niños en nuestro país. Incidir en la necesidad de educar a los pequeños de la casa en unos hábitos de alimentación correctos es uno de los retos del Instituto de Obesidad, que estos días han subrayado el papel fundamental de los padres en esta tarea.

Una tarea que, de hecho, empieza desde casa y a edades tempranas. Según un reciente estudio de la Universidad de Maryland, el 88 por ciento de las madres cuyos hijos padecen sobrepeso consideran normal el peso de los niños. Una percepción que puede conducir al niño a un problema de sobrealimentación, y que, según los autores del estudio, podría deberse a diversas razones, como la idea generalizada de que un niño rollizo sea en realidad un niño sano, cuando no tiene por qué ser así.

Estas apreciaciones suelen ir en sintonía con los hábitos inculcados en casa, tanto de alimentación como de actividad física. De hecho, una de las principales causas de esta patología es la falta de ejercicio físico, actitud que se ha acentuado con la llegada de los videojuegos y la televisión: verla más de tres horas al día, no practicar deporte y consumir de forma excesiva bollería industrial, embutidos y refrescos serían los factores de riesgo que más favorecerían el aumento de peso en edad infantil.

Las consecuencias de este desfase entre la ingesta de calorías y el creciente sedentarismo: la aparición de complicaciones y enfermedades respiratorias, digestivas y endocrino-metabólicas, o el desarrollo de problemas psicológicos y sociales durante la etapa de crecimiento.

Más sobre

Regístrate para comentar