Nieves Álvarez, una polifacética modelo inmersa ahora en el diseño infantil: ‘Este 2012 es uno de los mejores años de mi vida'

La modelo ha estado en la apertura del primer espacio de la marca N+V en un conocido centro comercial de la capital


null

La modelo, Nieves Álvarez, posa junto al primer espacio de la marca infantil


Simpática, amable y muy cercana.
 Así podríamos definir a Nieves Álvarez, aunque quizás hiciera falta añadirle los calificativos de elegante, serena y por supuesto, una de las bellezas españolas por excelencia. La modelo además se muestra siempre modesta e incluso te hace olvidar, por momentos, su importante experiencia como top model, aunque su esbelta figura y la finura de su rostro enseguida te lo vuelven a recordar.

Además de ser madre de dos preciosos hijos (Brando y Adriano) y de una niña (Bianca), Nieves es esposa del fotógrafo italiano Marco Severini, y desde hace unos dos años, colabora con la marca de moda infantil Villalobos, con quien ha creado su propio sello, N+V, que es el resultado de la unión de la experiencia de una modelo como ella, con 20 años de trayectoria, y la profesionalidad de una empresa familiar que lleva mucho tiempo asentada en el diseño infantil.

Con motivo de la apertura del primer espacio de la marca en El Corte Inglés de Castellana en Madrid, Nieves ha hablado con nosotros para contarnos su experiencia con Villalobos, además de algunos aspectos de su vida, que ella califica como “normal, como otra cualquiera”. 

La participación de Nieves en este proyecto es máxima: “Estoy todos los días metida en el taller, donde me paso toda la mañana trabajando y eligiendo”. El resto de la jornada la dedica a sus hijos que, junto a su marido, son su principal prioridad: “Como condición para este proyecto solo puse que a las cinco tenía que estar con mis niños. Por las tardes estoy con ellos, les llevo a las extraescolares, les voy a buscar…”.


null


Además, la experiencia de diseñar para niños está siendo muy gratificante y aunque se trata de la primera vez que Nieves se sitúa ‘en el otro lado de la moda’, ella está encantada y se siente muy a gusto: Veinte años trabajando en este mundo han hecho que no me sienta una extraña entre patrones, entre tijeras, entre metros, entre tejidos…”, asegura. Y le está gustando tanto esta colaboración que incluso no descarta diseñar algún día para adultos, aunque de momento sus colecciones siguen la línea infantil.

Con todo ello, Nieves no puede estar más feliz y es que, además de irle de maravilla en el terreno personal, en lo profesional no puede tener queja, e incluso nos ha confesado que tiene en manos un nuevo proyecto: “Este 2012, y ya desde el año pasado, es uno de los mejores años de mi vida”, añade. Seguramente sus hijos sean muy responsables de la felicidad que rebosa, y como la modelo no puede concebir su vida sin ellos y sin su marido, también les ha querido involucrar en N+V, ya que Marco participa como fotógrafo para la marca, y sus hijos salen en los catálogos: “Ellos están acostumbrados a que sus padres les hagan fotos, entonces les digo ‘¿ayudáis a mamá, que tiene que hacer esto?’ Entonces hacemos las fotos en plan diversión. Ellos lo viven como un juego, preparamos chuches… y mientras ellos juegan, hacemos fotos, pero nunca lo planteamos como una sesión de fotos”.

El resultado de todo esto es una colección fresca, con estética vintage, cuidado en los patrones y calidad en los tejidos y acabados. Además de ropa, la marca vende una muñeca bautizada como ‘Sara’ que Nieves ha querido traer de Bali, un lugar muy especial para ella, y cuyos beneficios serán donados a la fundación Yayasan Sasih peduli Anak de Indonesia.

Más sobre: