¿Cómo lograr que tu hijo sea equilingüe?

¿Sabes cómo hacer para que tus hijos piensen y hablen en inglés?



Si hay algún aspecto educativo en el que todos los padres coinciden es en la importancia de que sus hijos hablen un segundo idioma pero, ¿cómo podemos conseguir que los niños sean equilingües?

Una persona equilingüe es aquella que piensa en inglés o español indistintamente, se expresa en la lengua que piensa, no traduce, domina las locuciones propias de cada lengua... Así define la capacidad de los niños de desenvolverse con el uso de varias leguas la Directora de Comunicación del Colegio Brains, Elvira López. Para conseguirlo, asegura, es necesario que los niños estén inmersos en un bilingüismo absoluto desde pequeños, y que vivan ambos idiomas como uno solo.

Es durante la infancia cuando el oído se acostumbra a los sonidos y a la pronunciación en un idioma concreto. Hasta los 5 años, los niños incorporan nuevos sonidos y fonemas con toda naturalidad y de manera espontánea, y aprenden sin traducir de forma rápida y fácil. Por eso es importante que escuchen un acento nativo de forma regular, muy especialmente cuando son más pequeños.

La elección del colegio, organizar las vacaciones en el extranjero, motivarles con cuentos infantiles y juegos educativos y proponerles prepararse para los exámenes de idiomas oficiales son algunas de las iniciativas con las que podemos ayudar a nuestros hijos a ser equilingües.

Asimismo, las nuevas tecnologías facilitan la autonomía en el aprendizaje, y potencian la expresión y comprensión de distintos lenguajes a través del ordenador, los móviles o las videoconsolas. Del mismo modo, lo ideal es que los niños se acostumbren a ver sus películas y series preferidas en versión original, o que, al menos una vez, viajen a otros países de campamento o de intercambio, donde trabajen en inglés y sean acogidos por una familia anglófona.

Más sobre: