¿Cómo explicar a los niños el divorcio?

El Defensor del Menor publica una guía de apoyo a las familias que atraviesan una separación

null

Superar una ruptura matrimonial es especialmente difícil cuando, además de una historia juntos, se comparten los hijos. Un proceso doloroso y muy complicado, y que puede afectar directamente al comportamiento de los pequeños y sus hábitos de alimentación, sueño o incluso tareas escolares, si no les hacemos entender bien lo que está atravesando la familia al completo.

Cambios drásticos en la rutina diaria, desplazamientos en las figuras de autoridad, sentimientos encontrados, mudanzas... que ejercen un efecto poderoso sobre los niños, que a menudo no saben como afrontar por sí mismos la separación de sus padres.

Uno de los proyectos más recientes en este sentido es el propuesto por el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid: su guía 'Ruptura de pareja: Guía para afrontarla sin dañar a los hijos', esboza las pautas y consejos más eficaces para que los mayores sepan, no sólo cómo plantear la separación a los 'peques' de la casa, sino cómo 'amortiguarla' de la forma más sensata posible, evitando malentendidos, enfrentamientos o incluso faltas de respeto que puedan repercutir en la educación y percepción de los hijos.

La guía repasa así muchas de las principales emociones que pueden derivarse de un divorcio, tanto en lo que respecta a la pareja como a los niños, y sugiere nuevos roles y formas de apoyo, que sirvan como bastón a la hora de volver a empezar, manteniendo el equilibrio entre la figura paterna y la nueva vida fuera del matrimonio.

Eso sí, a la hora de enfrentarse al terrible momento de comunicar la decisión de terminar la convivencia, no hay nada mejor que hacerlo de forma directa, y sin intentar disfrazar la realidad: evita dar detalles escabrosos, que no aporten nada y puedan hacerles sentir incómodos o fuera de lugar, y respeta siempre sus sentimientos al respecto.

Más sobre

Regístrate para comentar