Consejos útiles para un buen uso del chupete

El chupete ayuda a prevenir que adquieran hábitos como chuparse el pulgar



Son muchos los bebés que toman cariño al chupete durante sus primeros meses de vida: en esta etapa, es habitual que los pequeños busquen sosiego y reconozcan los objetos de su entorno a través de la boca, y el chupete, siempre y cuando sea una pieza homologada y segura, evita que se succionen el pulgar, un hábito difícil de eliminar y que puede conllevar problemas en el desarrollo del paladar si no se erradica a tiempo.

Así lo explican los responsables farmacéuticos de Laboratorios Suavinex, que estos días se han animado a elaborar un decálogo muy útil con normas para papás y mamás sobre el correcto uso del chupete. ¿Te las sabes todas?

1. El chupete es uno de los factores protectores frente al síndrome de la muerte súbita, ya que incrementa los microdespertares, favorece la correcta posición de la lengua, incrementa levemente los niveles de dióxido de carbono y el tono muscular de las vías aéreas

2. Su presencia ayuda a confortar al bebé entre toma y toma, ya que durante los primeros 18 meses tienden a llevarse y reconocer todo a través de la boca

3. Con el uso del chupete se evita que el bebé se calme succionando sus dedos, un hábito difícil de eliminar y que puede conllevar problemas en el desarrollo del paladar

4. El chupete no interfiere en el correcto desarrollo del paladar y los dientes, siempre que se use solo hasta los tres años

5. Es importante mantener una buena higiene del chupete, lavándolo con agua y jabón neutro y esterilizándolo en frío o caliente

6. Por higiene y seguridad, es aconsejable alternar el uso de varios chupetes y sustituirlos, como máximo, cada dos meses

7. Nunca sumergir la tetina en sustancias dulces o en medicamentos, dado que esto puede ocasionar la aparición de caries cuando le broten los primeros dientes al bebé

8. No exponerlos directamente al sol de manera continuada, ni dejarlos cerca de fuentes de calor o inmersos en soluciones esterilizantes por más tiempo del aconsejado dado que se pueden dañar las tetinas

9. Inspecciona el chupete antes de cada uso, tirando de la tetina de un lado a otro para comprobar que no se rasga, especialmente si el bebé ya tiene sus primeros dientes

10. Emplea solamente broches de pinza homologados, ya que el uso de cintas, cordones o broches que no cumplen la normativa europea puede conllevar posibles estrangulamientos involuntarios

Más sobre: