Diez consejos para evitar los juguetes peligrosos esta Navidad

¿Sabes cómo evitar los regalos más problemáticos?



La carta a los Reyes Magos ya está redactada, pero… ¿saben Sus Majestades evitar los regalos más peligrosos para los ‘peques’? Seguir las indicaciones de seguridad y edad recomendada, y comprobar los estándares de calidad y homologación europea son algunos de los pasos básicos para evitar un disgusto la mañana del 6 de enero. Te proponemos cómo ‘dar esquinazo’ a los juguetes que supongan un riesgo para los niños en diez sencillos pasos.

1. Antes de comprar, comprueba que en el embalaje consta la Marca CE por la que el fabricante acredita que el artículo cumple las exigencias de seguridad de la Unión Europea.

2. Asegúrate de que en el embalaje o en el etiquetado figura el nombre, la marca y la dirección en España del fabricante o importador.

3. Verifica las advertencias referentes a los peligros propios del juguete y los riesgos que pueda conllevar.

4. Ten en cuenta la edad mínima y máxima de uso del juguete.

5. El juguete debe ir acompañado de instrucciones e información relativa a la seguridad.

6. Ten cuidado con los juguetes pequeños, o con aquellos que contengan partes que pueden conllevar riesgos de asfixia: las advertencias de riesgo para menores de 3 años deben estar claramente especificadas. La normativa establece que los productos dirigidos a este grupo de niños no contengan piezas de menos de 3 centímetros de diámetro y de 6 centímetros de largo.

7. Sé especialmente precavida con los artículos de funcionamiento eléctrico.

8. Los juguetes con cuerdas de un largo mayor a 30 centímetros representan un riesgo de estrangulamiento, especialmente para los bebés.

9. Evita las piezas de joyería, especialmente las de metal. También los juguetes magnéticos o aquellos que contengan químicos tóxicos.

10. Si el juguete no cumple con alguno de estos requisitos, puedes denunciarlo en los correspondientes organismos de consumo de tu Comunidad Autónoma.

Más sobre: