07 NOVIEMBRE 2011

Seis consejos para ayudarles con los deberes en casa

Involucrarse en la educación de los niños ayuda a mejorar las notas al final del trimestre

null

Una pequeña ayuda con un problema de geometría, una consulta de vocabulario o las habituales dudas con el inglés: los deberes de los niños muchas veces pueden superar sus capacidades si no les ayudamos un poquito en casa, muy especialmente si, además del ‘cole’ y las tareas habituales, reparten su tiempo entre alguna que otra actividad extraescolar. ¿Quieres saber cómo ponérselo un poquito más fácil? Te damos seis sencillos consejos para sacarle mayor provecho a las tardes frente a los libros.
  • Procura tener un trato cercano con los profesores, ya sea concertando con ellos una tutoría o asistiendo a los eventos para padres del ‘cole’. Nadie mejor que ellos para aconsejarnos sobre cómo y cuándo involucrarse con las tareas escolares de los más pequeños, o detectar un posible problema de atención o en las rutinas de estudio.
  • Ayúdales a establecer un horario así como un espacio propio donde tengan todo lo necesario: papel, bolígrafos y subrayadores, tijeras, un compás… Procura conocer su calendario y horario de asignaturas, y enséñale que es mejor mantener una disciplina de estudio regular día a día que darse un ‘atracón’ de última hora antes de un examen o la entrega final de un trabajo.
  • Las pausas son importantes: establece un parón para merendar y coger fuerzas, y programa descansos cada 50 minutos. Y por supuesto nada de tele, videoconsola o teléfonos móviles que le hagan distraerse o perder el hilo de cada lección o tarea...
  • Pon límites: los niños tienen que aprender a solucionar los problemas del cole pensando por sí mismos y cometiendo errores que les ayuden a aprender. Mientras que una consulta ocasional puede resultar beneficiosa, ayudarles a terminar una redacción completa o todos los problemas de ‘mates’ no sólo no les beneficia sino que les perjudica a largo plazo.
  • Igual que nos enfadamos cuando traen malas notas, es importante recompensarles cuando aprueban o sacan adelante una tarea especialmente complicada por sí solos.
  • Si no consiguen centrarse, no dudes en solicitar ayuda, ya sea consultando al tutor (a veces las malas notas son a causa de algo tan sencillo como un problema de visión) o con el apoyo de un profesor particular.
- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook