Básicos premamá: El ‘little black dress’

El infalible vestido negro es clave en el fondo de armario de las embarazadas

Discreto, sencillo, elegante y, sobre todo, versátil. Si ya en los años 20 era bueno para Coco Chanel, entonces tiene que serlo para ti también, estés en el estado que estés: el little black dress, o 'pequeño vestido negro' traducido del inglés, ha conseguido mantenerse entre las piezas imprescindibles del armario femenino los últimos cien años, y nada mejor para estar perfecta sin apenas esfuerzo que decantarse por uno, ya llegue a la rodilla o al medio muslo.


nullVER GALERÍA

Las tendencias premamá no se escapan a la influencia de este vestido, y es fácil encontrarlo en abundancia entre las prendas básicas de muchas mamás. En algodón orgánico, de punto o incluso con corte cóctel, pensado para acudir a una fiesta o evento especial, el vestido negro se adapta al día y la noche, y basta con saber combinar los complementos con acierto para transformarlo de una ocasión a otra.

nullVER GALERÍA

Las expertas en adaptar esta camaleónica prenda: las famosas, actrices y estrellas de Hollywood, que, aún estando en estado de buena esperanza, no reniegan de la comodidad y el glamour chic que desprende la creación de Chanel, adaptándola con facilidad a su día.

nullVER GALERÍA

De entre las últimas y resplandecientes nuevas mamás que se han decantado por un look similar: Carla Bruni, con un estilismo otoñal combinado con abriguito pocos días antes de dar a luz, Kate Hudson y su elegante traje de gasa negra, o Jennifer Garner y su práctico little black dress de manual.

null

Little black dress para embarazadas de A pea in the pod

A las mamás más divertidas y juveniles, como Lily Allen o Jessica Alba, las hemos visto apostar, sin embargo, por vestidos oscuros con estampado de estrellas. Por su parte, las prácticas Penélope Cruz y Charlotte Gainsbourg lo hicieron en su día por un blusón combinado con pantalón, sin renunciar eso sí al favorecedor color negro.

Más sobre: