Cinco consejos sencillos para ser la ‘babysitter’ perfecta

¿Sabes cómo convertirte en la niñera ‘prácticamente perfecta en todo’?



Saber las normas de seguridad básicas, tener mil ojos puestos en los movimientos de los ‘peques’ y, sobre todo, estar ‘armada’ con un buen montón de trucos en la manga, que proporcionen horas y horas de diversión. Ser una niñera o babysitter de altura no es una tarea fácil: ya sea por las tardes, después del 'cole', o por las noches, los fines de semana, seguir de cerca la energía desbordante de los niños y estar preparda para cualquier imprevisto requiere de muchísima concentración y una ‘chispa’ especial para congeniar hasta con los más chiquitines. ¿Quieres saber cómo? Te damos cinco consejos sencillos para que seas (o encuentres) la babysitter perfecta.
  • Cerciórate de que conoces los detalles más importantes relativos a la familia, los niños y la seguridad. Haz una lista de teléfonos que puedas necesitar, incluyendo los de emergencias, vecinos de confianza, familiares cercanos y pediatra, comprueba dónde se encuentra el botiquín familiar, y chequea si los niños tienen algún tipo de alergia, toman alguna medicación que debas conocer o tienen prohibido algún alimento. Nuestro consejo: lleva un formulario para que los padres lo completen, con toda la información útil mientras estén fuera.
  • Pon límites a las tareas: es importante acordar bien con los padres hasta dónde hay que involucrarse con los niños. Muchos requieren que se les vaya a recoger a la salida del colegio, otros que les ayuden con los deberes, que se les hable en inglés durante las horas que se ejerza de niñera con ellos, o que se les prepare y se les dé la cena.
  • Prepara un kit de actividades, que incluya todo lo que puedas necesitar: un libro de cuentos, dibujos para colorear, lápices y rotuladores, plastilina, tijeras de punta redonda y papel de revistas, pegamento, un puzle, una película infantil
  • Conoce las edades de los niños y adapta los juegos a sus habilidades. Mientras que los ‘peques’ menores de cuatro años disfrutan con algo tan sencillo como hacer pompas de jabón o colorear, a medida que los niños van ganando edad -y centímetros-, van demandado actividades que les supongan un reto mayor. Las manualidades, que son aptas para casi cualquier edad, los juegos de talentos y karaoke, o incluso los juegos de mesa o videojuegos pueden ser una alternativa ideal para los más mayores.
  • Ten especial cuidado con las áreas más ‘peligrosas’ de la casa: desde las esquinas de las mesas y enchufes, hasta el armario donde se guarden los productos de limpieza, el cajón de las medicinas, los cubiertos, el fuego de la cocina, las escaleras, las ventanas o la piscina, en caso de que haya una.

Más sobre: