Este verano, anímales a leer

¿Sabes por qué es importante incentivar la lectura en los niños?

 null

Coger un libro y sentarse a leer sobre la arena de la playa, al borde de la piscina o después de comer es un gesto sencillo y divertido, que, misteriosamente, cada vez va perdiendo más y más terreno entre los más pequeños de la casa. Las videoconsolas y los teléfonos móviles le han ido ganando terreno a la lectura entre las nuevas generaciones, y son muy pocos los niños que demandan un nuevo tomo de Kika Superbruja o un tebeo de Mortadelo y Filemón a la hora de matar las horas muertas durante las vacaciones.

Los meses de verano son el momento idóneo para que nuestros hijos desconecten del ‘cole’ y puedan disfrutar del tiempo libre sin estar pensando en deberes y actividades extraescolares. Leer por el mero placer de leer debería estar, pues, entre sus prioridades: una puerta a la fantasía que abre los límites de su creatividad, enriquece su vocabulario casi sin esfuerzo, y cambia su manera de percibir el mundo.

El problema: si el hábito de leer no se fomenta desde bien pequeños, los niños tienden a tener su primer contacto con la lectura en el colegio, y es a partir de ese momento que los libros pasan de ser una diversión a una actividad escolar. ¿Cómo evitarlo? La respuesta es sencilla: leyendo. El hábito de la lectura es tan natural como aprender a lavarse los dientes antes de ir a la cama o acudir solos al baño. Basta con conceder unos minutos cada día a los libros, para que el niño se acostumbre por sí solo a introducir pequeñas sesiones de lectura diarias en su rutina, que poco a poco irán haciéndose más y más largas a medida que se deje llevar por los mundos escondidos en los libros.

¿Te animas a leer con los ‘peques’ este verano?

Más sobre: