¿No sabes qué hacer para que los ‘peques’ coman más verduras?

Te enseñamos algunos trucos sencillos para ‘camuflar’ las verduras en su dieta diaria



Son verdes, blancas y en ocasiones hasta naranjas. Las verduras, junto con el pescado, son el enemigo número 1 de los niños a la hora de sentarse a la mesa: pese a los incontables y evidentes beneficios de incluirlas regularmente en su dieta, ellos siempre preferirán un plato de macarrones o arroz antes que un puré o unas judías verdes.

‘Camuflar’ estos alimentos para que se los coman vistos y no vistos, sin embargo, es más fácil de lo que parece: olvídate de misiones imposibles y de guerras por encima del mantel, armada con la cuchara y el tenedor. La imaginación en la cocina es, como siempre, la mejor aliada a la hora de convertir la hora de la comida en un momento divertido y familiar. Uno de los trucos más sencillos, preferido por las mamás expertas, es preparar las verduras de forma creativa, a fin de hacerlas más divertidas o atractivas para los niños: zanahorias cortadas con formas, puré de patatas mezclado con coles de Bruselas y ketchup, mini pizzas vegetales con queso y salsa de tomate…

La rica e inocente salsa de tomate, junto con el consabido puré y los zumos de frutas, se convierte a su vez en un auténtico arma de doble filo a la hora de llenar el plato de nuestros hijos con montones de vitaminas y nutrientes extra: unas cuantas cucharadas servidas con un plato de arroz o carne sirven para ‘encubrir’ el sabor de muchas otras verduras diferentes, como la zanahoria, el pimiento rojo, la cebolla o las espinacas, que podemos incorporar con facilidad a la salsa con la ayuda de una batidora.

Por último, hacerles partícipes del proceso de comprar y cocinar las verduras también funciona a las mil maravillas a la hora de incrementar sus ganas de comerse hasta el último bocado: llévales contigo al ‘super’, y enséñales los diferentes tipos de vegetales que existen. Déjales que se guíen por los colores brillantes y las divertidas formas, y conviérteles en tus pinches particulares a la hora de cocinar y experimentar con las nuevas ‘adquisiciones’.

¿Qué trucos tienes para hacer que tus hijos se coman la verdura?

Más sobre

Regístrate para comentar