¿Sabes cómo proteger a los ‘peques’ en el coche durante la ‘operación salida’?

Los sistemas de retención previenen hasta el 80 por ciento de las lesiones



Maleteros llenos de maletas, bultos, bolsas y ropa de playa. Millones de familias están a punto de comenzar las ansiadas vacaciones de verano: es la conocida ‘operación salida’ del mes de agosto, que suele llenar las autopistas del interior a la costa con inmensas colas de automóviles, incrementando con ello los índices de accidentes en carretera. Una de las principales preocupaciones a la hora de meternos en el coche y viajar con niños es la protección de los más pequeños: desde la Asociación Española de Productos para la Infancia instan estos días a los padres a poner un especial cuidado en la utilización de las sillas infantiles en los coches, ya que, aunque parezca mentira, los accidentes de tráfico siguen siendo la primera causa de mortalidad en los niños.

Los sistemas de retención infantil previenen entre el 50 y el 80 por ciento las lesiones mortales y graves, de hecho, según la estadística un 37 por ciento de los niños que fallecen en carretera no llevaban ningún dispositivo de seguridad específico que les protegiese de los efectos del accidente en el momento de la colisión. El motivo: aunque la mayoría de los padres dispone de sillas, alzadores y cinturones de seguridad, no siempre los utilizamos (somos especialmente descuidados en los desplazamientos cortos) o no tenemos muy claro cómo usarlos correctamente. De hecho, son más que frecuentes errores como colocar al niño en el mismo sentido de la marcha cuando todavía es demasiado pequeño, no fijar bien los arneses, viajar con él en brazos o utilizar una silla no acorde a su peso.

Es importante recordar la obligatoriedad de que los niños viajen en estos dispositivos al menos hasta que midan 135 cm, ya que es la altura mínima permitida para que el cinturón del automóvil les ajuste correctamente. Además, la cabeza del niño debe quedar protegida por el reposacabezas del vehículo, por lo que es necesario el uso de un asiento elevador. En lo que respecta a la elección de la sillita, los principales parámetros a seguir son el peso, la estatura y que el sistema esté homologado, siendo el asiento trasero central la plaza más segura del coche, ya que se encuentra más alejada de cualquier zona de impacto. Por último, lo más importante a evitar: nunca instales un asiento infantil orientado hacia atrás delante de un airbag, excepto si éste ha sido desactivado, ni conduzcas con objetos sueltos dentro del coche.

Más sobre: