14 JULIO 2011

¿Estás embarazada? Date un capricho comiendo pipas de girasol

Deliciosas y nutritivas, contienen grandes dosis de ácido fólico



La necesidad de cuidar nuestra dieta durante el embarazo es fundamental para llevar a cabo una gestación sana y saludable, y proteger al bebé ya desde antes de nacer. Una de las vitaminas indispensables, especialmente durante el primer trimestre, es el ácido fólico, un componente de los alimentos que interviene en la formación de glóbulos rojos, y transporta oxígeno desde los pulmones hasta todas las células del organismo. Las necesidades diarias de folatos están muy relacionadas con el crecimiento: así, durante el embarazo, la ingesta recomendada de ácido fólico se eleva por encima lo normal, debido en gran parte al incremento del volumen de sangre de la nueva mamá.

La carencia de folatos en la dieta es uno de los riesgos más fáciles de evitar, ya que puede suponer grandes problemas para el desarrollo del feto: desde malformaciones congénitas como la espina bífida o el labio leporino, hasta deformaciones en la placenta o complicaciones en la madre, como la pre-eclampsia, un proceso relacionado con la hipertensión. Incluir alimentos ricos en ácido fólico en nuestra dieta, como el melón o el albaricoque en el desayuno o la merienda, o el hígado, el pescado o el aguacate en la comida o cena, ayudan a elevar los niveles de folatos de nuestro cuerpo, ampliando el abanico de alimentos y recetas de nuestro menú diario durante los nueve meses de espera.

Eso sí, a la hora de plantar cara a los antojos inesperados y las ganas de ‘picotear’, las pipas, de girasol o calabaza, se convierten en uno de los snacks más sabrosos y nutritivos al alcance de nuestra mano: con grandes cantidades de vitaminas esenciales, las pipas conforman uno de los frutos secos más ricos en folatos y otros nutrientes asociados a la prevención de enfermedades cardiovasculares, como la vitamina E, el magnesio, o el selenio. Las pipas, además, presentan mayores cantidades de ácido fólico por gramo que las espinacas o las coles de Bruselas: prueba a tomarlas con pan de semillas, mezcladas con otros frutos secos sobre un yogur natural, o a modo de acompañamiento en una ensalada. ¿Se te ocurre una idea mejor para combatir el hambre sin renunciar a tu dosis diaria de salud?
- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook

Recomendaciones



Horóscopo