Diez consejos útiles para evitar irritaciones a tu bebé

El calor del verano intensifica la aparición de dermatitis en los bebés



Es la conocida como dermatitis del pañal: el enrojecimiento de la piel más delicada del bebé, en torno al ‘culete’, los muslos y la barriguita, es el primer síntoma de que el pequeño podría estar sufriendo irritaciones y molestias por culpa del uso de los pañales. La dermatitis irritativa aparece normalmente por la mezcla de diferentes motivos, como la excesiva humedad, la fricción o el contacto con la orina y las heces, y suele ser frecuente, al menos hasta que el bebé aprende a utilizar el orinal.

Para evitar estas irritaciones es importante, pues, seguir una serie de pautas y cuidados sencillos, y que desde los laboratorios de Suavinex han resumido en diez consejos básicos. El primero: cambiar la muda de manera frecuente, para evitar que la humedad o las bacterias afecten al PH de la piel. Mantener una buena higiene de la zona, que debe estar siempre limpia, a poder ser con una esponja natural y geles no agresivos, y secar sin frotar, incidiendo en las zonas de los pliegues, es fundamental a lo hora de mantener sana la piel del ‘peque’, y ayudarle a que se sienta más cómodo durante esta etapa del crecimiento.

Asimismo, es muy recomendable también emplear una crema con ingredientes activos, como el aceite de almendras dulces o la manteca de karité, que aísle la piel de la humedad y evite posibles irritaciones. Otros puntos que hay que tener en cuenta son el cambio en la alimentación, especialmente durante la introducción de sólidos (la lactancia materna reduce la cantidad de orina y hace que sea menos alcalina), o la sensibilidad a ciertos productos no específicos para el cuidado de su piel, como cremas o polvos de talco, que pueden empeorar el estado de las irritaciones en este área.

Ante la llegada del verano, una de las épocas en la que más se intensifican los casos de dermatitis en los ‘peques’ con motivo de las altas temperaturas, es recomendable dejarles todos los días un ratito sin pañal, ya que el aire ayuda a fortalecer la piel de la zona, y evitar ponérselo demasiado ajustado, para que la fricción no afecte a la dermis. Eso sí, en el caso de que no presente signos de mejoría en unos tres o cuatro días, es recomendable acudir al pediatra, por si fuera necesario recetar algún tratamiento específico

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema