Planes de verano: ‘Peques’ bilingües durante las vacaciones

Aprovecha la temporada estival apuntándoles a divertidas clases y actividades ‘in english’



Saber qué hacer con los ‘peques’ durante las (a veces) larguísimas vacaciones de verano es un verdadero juego de malabares para los padres. Una de las soluciones educativas más aprovechables, y con más tradición en España, son los idiomas: las academias urbanas, los campamentos bilingües o los ‘intercambios’ con alumnos del extranjero se han convertido en una de las mayores bazas para hacer que el verano se pase ‘rápido’ sacándole provecho a cada una de sus horas.

Una de estas escuelas es el King’s College International, un peso pesado dentro de los colegios orientados a la educación bilingüe, y donde son partidarios de prolongar sus excelentes clases de inglés a lo largo del verano. Los cursos, divididos según las edades de los alumnos, combinan actividades, juegos, cuentos, manualidades o teatro, con ejercicios de comunicación oral, deportes o talleres de teatro. Una oferta similar es la que ofrecen en el school of english Kids&Us, que este verano abre su primer centro en Pamplona, Navarra, pero que cuenta con hasta 68 escuelas en toda España. La teoría: la mejor manera de ‘absorber’ el inglés es desde bien pequeñitos, con cursos a partir de 1 y 2 años. La práctica: los centros mantienen sus puertas abiertas durante todo el verano, con divertidas actividades lúdicas para que los ‘peques’ aprendan el idioma de forma natural, casi sin esfuerzo.

Para los más atrevidos, los campamentos de idiomas son una alternativa la mar de divertida para conocer nuevos amigos de verano y de paso aprender unos cuantos phrasal verbs entre chapuzón y chapuzón en el mar o la piscina. Uno de los más originales son los Beach Camps familiares de Schola, en Gandía, donde presumen de reunir las ventajas de un summer school en España, con las de un curso de idiomas en el extranjero. La particularidad: la convivencia se lleva a cabo a apenas 60 kilómetros de Valencia, donde los alumnos se alojan con familias inglesas residentes en la zona. Además de las clases de inglés, el programa incluye actividades como vela, windsurf, equitación y veladas nocturnas en la playa.

Y para los que quieran lanzarse a la aventura y salir al extranjero, los cursos de la academia Tamwoold International, en Canadá, están dirigidos a estudiantes junior (de 7 a 12 años) y adolescentes (de 13 a 17), y combinan clases de inglés de tres horas, con actividades educativas, visitas turísticas y eventos culturales. Por su parte, en Kells College ofrecen programas de idiomas con estancias en diferentes ciudades del mundo, como Berlín, París o Toronto. Los cursos de inglés en Gran Bretaña, además, cuentan con alojamiento en residencias de profesores nativos.

Más sobre: