¿Puede la gingivitis afectar también a los niños?

Las enfermedades periodentales son frecuentes en la pubertad



La creencia de que las enfermedades que afectan a las encías sólo las padecen los adultos está más que extendida entre muchos padres. Sin embargo, la primera etapa de la gingivitis, provocada por los restos de comida que quedan atrapados entre los dientes, es muy común en los niños y muy especialmente los adolescentes, casi siempre como resultado de malos hábitos bucodentales adoptados durante la infancia.

La llegada de la pubertad, además, favorece el mal desarrollo de estas rutinas, principalmente por la falta de motivación en la práctica de la higiene oral de los adolescentes, y la ausencia de supervisión de los padres. Los cambios hormonales relacionados con esta etapa de la vida, por su parte, incrementan el riesgo de desarrollar sangrado en las encías, ya que los aumentos en los niveles de progesterona y estrógeno causan una mayor circulación sanguínea, provocando que se inflamen más a menudo, aumentando la sensibilidad y dando lugar a una reacción más fuerte que cualquier irritación.

Por este motivo, los expertos en salud bucodental de Vitaldent aconsejan tratar el problema desde una edad temprana, a fin de evitar enfermedades más severas: una vez instaladas, las bacterias avanzan rápidamente, invadiendo el hueso y el tejido que rodea al diente y formando pequeñas ‘bolsas’, que causan la caída prematura de los dientes. Para evitarlo, lo mejor es incluir un examen periodontal como parte de las visitas de rutina al dentista, e incentivar a los hijos a mantener un correcto cepillado después de las comidas, incluso si están fuera de casa.

Más sobre: