¿Cómo hacer que los niños coman más fruta?

Te damos algunas recetas sencillas, divertidas e… ¡irresistibles!



La fruta es uno de los dulces más sabrosos y refrescantes de cuantos existen: cargadas de vitaminas, fibra y azúcares naturales, sin refinar, las fresas, melocotones, kiwis y piña se convierten en el mejor postre o snack para la merienda de cuantos podemos ofrecer a nuestros hijos. Sin embargo, la reticencia de los niños a comerla, especialmente en favor de las ‘chuches’ o la pastelería envasada, le ha ido restando cada vez más puntos dentro de la escala de preferencias de los ‘peques’, y la fruta ha pasado poco a poco a un segundo plano, alejando los hábitos de alimentación de los niños del ideal de dieta mediterránea.

Las alternativas ‘creativas’ a las piezas frescas y enteras suelen ser la mejor baza para recuperar el hábito de comer fruta: dejarles participar en la preparación le añade un ‘plus’ de motivación, perfecto para que toda la familia comparta un delicioso bocado de manera sencilla. Un ‘gancho’ excelente para hacerles devorar un plato tan apetitoso como saludable en un santiamén... ¿Quieres algunas ideas?

Fresones con leche o yogur
Limpia los fresones con agua y córtales el tallo. Colócalos en un recipiente, echa el yogur o la leche entera por encima, y corta los fresones en varios trozos, machacándolos ligeramente con el tenedor hasta que todo se empiece a teñir de rosa.

Pinchos de frutas
Elige las frutas que más les gusten, las pelas y las cortas en cubitos del mismo tamaño, no muy grandes. Coges cubito a cubito, los atraviesas con un palito de madera para brochetas, y los vas dejando hasta que ya no quepan más. Puedes echarle imaginación y cortar algunos trocitos en forma de estrella, o colocar las frutas formando un arco iris de colores.

Tostadas con plátano y cacao
Haz unas tostadas en la tostadora o la sartén, y, mientras tanto, elije un par de plátanos y córtalos sin piel a rodajitas muy finitas. Cuando ya tengas el pan tostado, pon las rodajitas de plátano bien repartidas encima de las tostadas. Por último, echa una cucharada de cacao en polvo por encima, ¡y listo!

Batido de fresa y plátano
Limpia cinco o seis fresones, les quitas el rabito y los colocas en un recipiente junto con el plátano. Después, vierte un vaso de leche entera con un poquito de azúcar, y lo bates hasta que esté bien mezclado.

Ensalada de frutas
Corta las frutas peladas en daditos, y mézclalas con zumo de naranja, un chorrito de jugo de limón y un poquito de azúcar. Puedes añadir unas cucharadas de yogur natural al final

Más sobre: