Embarazo a los 50: ¿Qué riesgos conlleva?

Desde malformaciones y partos prematuros hasta riesgos para la salud de la madre



Dice la estadística, y los expertos en ginecología y obstetricia lo confirman, que la posibilidad de llevar a cabo un embarazo natural a partir de los 40 cae en picado una vez superada esta barrera. Sin embargo, las técnicas de reproducción asistida han permitido desarrollar nuevas posibilidades, y abrir las fronteras a muchas mujeres deseosas de ser mamás, permitiendo que cada vez sean más frecuentes los casos de madres que dan a luz una vez superada la barrera de los 45 y 50 años.

Un hecho que ha reabierto el debate sobre si debería o no existir un límite médico que establezca a partir de qué edad resulta seguro llevar a cabo un embarazo de estas características: según los especialistas de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia, a partir de los 50 años aumentan tanto el riesgo de mortalidad del feto como el de la madre, y la prevalencia de patologías que pueden empeorar con la gestación o complicar el parto se hace aún mayor.

A la hipertensión arterial o la diabetes, muy comunes en los embarazos tardíos, se unen el peligroso desprendimiento de placenta o el crecimiento fetal restringido. La mujer nace con un número fijo de óvulos, pero conforme van pasando los años disminuye tanto la cantidad de los ovocitos como su calidad. Cuando el número de óvulos comienza a declinar, estos tienden a presentar una mayor probabilidad de padecer problemas cromosómicos, lo cual aumenta el riesgo de abortos espontáneos y anomalías congénitas, así como las posibilidades de dar a luz a un bebé con bajo peso o a un bebé prematuro. Los porcentajes de bebés mortinatos (niños que nacen sin vida) son también altos, mientras que las probabilidades de trastornos genéticos aumentan considerablemente con la edad: a los 40, las posibilidades de tener un niño con síndrome de Down es de una entre 82, mientras que a los 45 es de una entre 30.

Entonces, ¿es recomendable llevar a cabo un embarazo a esta edad? Las circunstancias sociales y económicas de los padres muchas veces son las que determinan cuál es el mejor momento para aumentar la familia, retrasando la llegada del primer hijo a los 33-35 años, y la del segundo a los 40. En cualquier caso, la mujer debe estar siempre informada de los riesgos que conlleva un embarazo en la menopausia o premenopausia, tanto para su salud como para la del niño, y cada caso debe ser analizado por un experto, incluyendo tanto puntos de vista biológicos como psicológicos: aunque en general la mayoría de los centros de reproducción asistida no apliquen estas técnicas a mujeres mayores de 50 años, el médico debe individualizar cada caso, y valorar la historia clínica de la madre para saber si representa o no un riesgo grave para su vida y la del bebé

Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema