Comuniones 2011: ¿Sabes cómo celebrar un día mágico?

En casa, encargando un cátering o en un restaurante. ¿Cuál es la mejor opción para tí?

null

Ya has encargado el traje, tienes la confirmación de los invitados y los recordatorios van de camino a la imprenta... Sólo falta atar los pequeños cabos sueltos relacionados con la fiesta para asegurarnos de que el día de la Primera Comunión de nuestros hijos sea un éxito asegurado.

A la hora de organizar la celebración posterior a la ceremonia, existen varias opciones, dependiendo del grado de intimidad que quieras tener (con muchos o pocos invitados), si cuentas con un jardín propio o no, cáterings, menús especiales, restaurantes... Las mamás más valientes suelen atreverse con la fiesta en casa, a modo de buffet: un catering contratado a tiempo (recuerda que cuanto más se acerque la fecha, más difícil será encontrar uno que no esté sobresaturado de eventos), es una apuesta segura, siempre que cuentes con espacio suficiente, como una terraza amplia o un jardín. Los inconvenientes: además de lo evidente (como la carga de estrés 'extra' que supone recibir a un largo número de invitados en casa), es recomendable tener en cuenta posibles imprevistos relacionados con el clima (que no te pille desprevenida un posible 'chaparrón' primaveral), o saber por adelantado cómo entretener a los 'peques' llegado el momento. Además, muchas veces la sobremesa se alarga hasta casi la noche, por lo que es importante tener pensada una segunda remesa de canapés, que incluyan café, sandwiches o bollería a media tarde. La ventaja: si lo haces en casa, el grado de personalización es total, así que da rienda a tu imaginación y regala a tus hijos e invitados la fiesta de sus sueños, en la que todo es posible: globos, guirnaldas, castillos hinchables, piscina de bolas, juegos caseros, piñatas... ¡todo vale!

Si decides celebrarlo fuera de casa, también dispones de numerosas opciones, en función de tu presupuesto y necesidades: vuestro restaurante preferido, el salón de un hotel, un local acondicionado para este tipo de eventos, clubs con espacios al aire libre donde sacar las fotos... Puntos a favor a la hora de decidirte por uno u otro: un buen jardín, donde los niños puedan correr y divertirse tras la comida, o un menú adecuado a los gustos infantiles pueden ser algunos de los 'pros' que te ayuden a elegir entre éste o aquel local de renombre.

Tras la comida, es habitual que los 'peques' entren en estado de 'hiperactividad' y se dediquen a corretear, aprovechando que todos, primos y amiguitos, están juntos 'y revueltos'. Una buena idea para dejar un pequeño margen a los padres de disfrutar de la sobremesa es contratar a un animador, que se encargue de entretenerles durante un par de horas, y ponga un punto divertido y original a este día inolvidable. Payasos, malabaristas, magos, cuentacuentos, gymkhanas, bailes, guiñoles... ¡Ya sólo queda respirar hondo y disfrutar del gran día!

¿Que le recomendarías a las mamás que están organizando una Comunión?

Más sobre: