¿Ayudan las nuevas videoconsolas a combatir el sedentarismo infantil?

Los expertos en pediatría advierten que los videojuegos podrían ser una de las causas del sedentarismo o la incomunicación infantil



Jugar al tenis, boxear o incluso correr. Son algunas de las actividades que los niños pueden realizar sin moverse, gracias a la última y más novedosa avalancha de videoconsolas de última generación. Mandos inalámbricos, pantallas que capturan el movimiento, realidad virtual en el salón de casa… Sin embargo, y aunque muchas de estas propuestas se promocionen como alternativas al ejercicio y al deporte al aire libre, los pediatras consideran que estos juegos no reducen el sedentarismo ni la obesidad, dos de los problemas de salud más graves entre los niños españoles, ya que en muchos de ellos los movimientos son tan suaves que permiten jugar sentados en el sofá, sin realizar apenas ejercicio.

De hecho, y a pesar de su etiqueta ‘saludable’, en ocasiones este tipo de juegos pueden generar todo lo contrario de lo que pretenden: aunque la intención sea fomentar el ejercicio físico, muchas veces este tipo de juegos los que generan en realidad son situaciones de elevado estrés, que, sumadas a las posibles lesiones que pueden derivarse de realizar movimientos repetidos de manos, muñecas o brazos, pueden resultar tremendamente perjudiciales para los pequeños.

Al menos así lo afirman desde el comité de Seguridad y Prevención de Lesiones de la Asociación Española de Pediatría, quienes señalan la ineficacia de las tecnologías Wii, o la reciente Kinect, a la hora de suplantar al deporte tradicional. Eso sí, a la hora de escoger entre estos juegos y los convencionales, los pediatras apuestan por la diversión ‘positiva’ frente a la que ofrecen los videojuegos que incitan a la violencia o a la agresividad. En el caso de los adolescentes, los expertos recomiendan un consumo moderado, ya que en los últimos años han aumentado igualmente los casos de adicción a las nuevas tecnologías entre los jóvenes, llegando a modificar sus pautas de interacción social o de comunicación directa.

¿Recomendarias el uso de estas videoconsolas en casa?

Más sobre: