Bebés con Facebook: El 81% de los niños tiene algún tipo de presencia en Internet

Un estudio realizado por la empresa de seguridad en internet AVG revela que este porcentaje se corresponde a los menores de 2 años nacidos en países como Estados Unidos, Alemania, Francia o España



Unas fotos de las primeras vacaciones con los 'peques' en Facebook, la última ecografía en Twitter, una invitación por correo de nuestra 'baby shower'... Las redes sociales se han convertido en la mejor manera de mantener 'informados' a nuestros contactos de todo lo que nos pasa, al simple alcance de un click. Las fronteras en lo que respecta a la seguridad de los datos personales, o las claúsulas de protección de la imagen de este tipo de redes, parecen no preocupar ya a muchos papás, que no dudan en compartir los momentos felices de la familia, o publicar las buenas noticias, a golpe de 'actualizacion', 'e-mail' o 'tweet'.

Por este motivo, no resultan del todo sorprendentes los porcentajes de menores que cuentan con presencia social en Internet desde una edad temprana: hasta el 81 por ciento de las mamás con hijos menores de 2 años afirma haber compartido, en alguna ocasión, fotos de sus hijos en Internet, siendo a partir de los 6 meses la media de edad en la que la mayoría de bebés comienzan a tener presencia en la red. De entre todos ellos, un 7 por ciento, además, contaría con una cuenta de correo electrónico propia o un perfil con su nombre.

Los datos, publicados por la empresa de seguridad en Internet AVG, y que están basados en el uso que se hace de la red en países como Estados Unidos, Francia, Alemania, Reino Unido o España, narran, además, que hasta el 23 por ciento de los niños cuenta con presencia en las redes sociales desde antes incluso de nacer, la gran mayoría de veces mediante la publicación, por parte de los padres, de fotos de ecografías, vídeos o datos médicos relevantes, como el sexo del bebé o la fecha en la que saldremos de cuentas.

Unos datos que marcan una diferencia abismal entre generaciones, especialmente ahora que el universo Internet se ha 'socializado' de forma masiva: mientras los jóvenes de 30 años en adelante poseen un 'rastro' o 'huella' digital de un máximo de 10 o 15 años de antigüedad, los niños de hoy en día nacen con presencia en la red previa a su existencia. Una presencia que mantendrán, muy posiblemente, el resto de su vida, y que convierte a las redes sociales en auténticos 'recipientes' de datos autobiográficos, con calidad para ser descargados o compartidos en el futuro.

Más sobre

Regístrate para comentar