La 'top model' Eva Herzigova podría estar esperando su segundo bebé

La famosa cara de Wonderbra se ha dejado ver en un famoso 'store' de moda infantil, comprando algunas prendas de tallaje para recién nacidos



Desde la simpática Valentina, haciendo las veces de damita de honor en la boda de su mamá Salma Hayek, hasta la pequeña Suri Cruise, rebuscando coquetos juguetes y complementos junto a Katie Holmes en un store de Nueva York: algo tiene la firma de moda infantil Bonpoint que parece atraer a las mamás-celebrities más perseguidas del cine y las pasarelas. La última en sumarse a esta tendencia 'a la francesa', la top Eva Herzigova, cuya presencia en la boutique que la casa de costura tiene en Londres, adquiriendo numerosos y diminutos modelos de ropita de bebé, ha servido como trampolín ideal para confirmar, un poco más si cabe, lo que ya se venía rumoreando en la prensa inglesa los últimos días: la modelo checa podría estar esperando su segundo hijo junto a su pareja, el empresario italiano Gregorio Marsiaj, tras convertirse en padres por primera vez en 2007.



Bonpoint, colecciones 2010-2011.

La cumbre de las top está de enhorabuena estos días: desde nombre propios de la pasarela, como 'Gisele' o 'Claudia', hasta los 'Ángeles' Miranda Kerr, Adriana Lima y Doutzen Kroes, el universo de las modelos atraviesa una 'fiebre del baby boom', que parece estar arrasando entre las estrellas de la profesión, y más especialmente desde que todos los rumores apuntan a este nuevo embarazo.



La top checa, cuya primera campaña profesional como imagen de Wonderbra la catapultó a la fama a principios de los 90, ya levantó las primeras 'sospechas' a lo largo de sus últimas apariciones públicas (se dejó ver en la fiesta 40 aniversario de Roberto Cavalli luciendo un bolso de mano que ocultaba una posible e incipiente barriguita), aunque no fue hasta que hizo acto de presencia en la boda de Rafael Medina y Laura Vecino este fin de semana, ataviada con un vaporoso vestido multicolor y una reveladora chaqueta en color blanco, que su outfit hizo saltar definitivamente todas las alarmas.

Más sobre: