Islas Canarias: Un destino de 'superlujo' para disfrutar con los 'peques' este verano

El paraíso más cercano ofrece ofertas 'mini' durante la época estival



Están, como quien dice, a un 'tiro de piedra', y sus maravillosos entornos naturales prometen un paraíso comparable al de cualquier exótica isla del Pacifico Sur. Las islas Canarias son todo un remanso de tranquilidad para los que busquen unas vacaciones de lujo asequibles, que, este verano, además, podremos disfrutar en familia gracias a las propuestas 'mini' de algunos de sus resort más chic: el hotel Hesperia, en Lanzarote, y el Abama Golf & Spa Resort, en Tenerife, se 'pasan' al lado más familiar de las vacaciones, para que todos, incluidos los más pequeños de la casa, disfrutemos de unos dias de 'superlujo' en sus instalaciones.

Tarifas súper reducidas para niños, y una amplia selección de actividades orientadas a los más 'bajitos', son algunas de las propuestas del hotel Hesperia, perteneciente a la cadena NH. Un establecimiento 5 estrellas que recientemente ha recibido el distintivo a la excelencia del operador turístico Thomas Cook, y que en los próximos meses concentrará sus energías en hacer de las vacaciones de los 'peques' algo inolvidable. Su oferta: gratuidad para niños de hasta 8 años y 50% de descuento para los que cuenten entre 9 y 12, además de precios reducidos para el resto de la familia. Su situación, a escasos metros de una espectacular playa volcánica, lo convierte, además, en un destino perfecto en el que combinar relax (sus instalaciones cuentan con un exclusivo Spa & Sport Club) y diversión: excursiones en bici, vela, kayak, pesca, avistamiento de cetáceos, paseos en submarino, 4 x 4, caballos, golf...

En lo que respecta al hotel Abama, su propuesta apuesta por lo saludable, con un programa de clases yoga orientado a los 'peques' de entre 3 y 16 años: una tendencia muy de moda entre las mamás más cool, perfecta para compartir unas horas de ejercicio al dia. Los beneficios, infinitos: el yoga, incluso practicado a una edad temprana, ayuda a desarrollar nuestra fuerza, flexibilidad y equilibrio, y permite mejorar la postura, alineando la columna, y la capacidad de concentración. Una nueva manera de 'hacer deberes' durante los meses de verano, y prepararnos para afrontar el nuevo curso escolar.

Para rendir 'a tope, además, las clases se adaptan a las edades de los alumnos: a los niños de hasta 7 años, por ejemplo, se les enseña a través del relato de cuentos de animales, naturaleza y magia. Con los más mayores, el yoga se enseña a través de juegos, eso sí, evitando las rivalidades y competencias.

¿Has elegido ya tu destino estas vacaciones?

Más sobre

Regístrate para comentar