Superniños: ¿Es posible dar la vuelta al mundo en barco con tan sólo 16 años?

Algunos menores demuestran capacidades extraordinarias antes de alcanzar la mayoría de edad



No son superhéroes, pero como si lo fueran: algunos niños parecen venidos de otro mundo, por el tamaño de las hazañas que se plantean cuando muchos aún ni siquiera han rebasado la barrera de la adolescencia. Si bien afrontar el cole, los exámenes, los deberes y las actividades extraescolares es todo un reto diario, algunos peques no se quedan ahí, y se lanzan a conquistar nuevos mundos, de maneras a veces sorprendentes.

Una de las últimas en sumarse a estas aventuras-récord ha sido Jessica Watson, una niña de 16 años de origen australiano, que el pasado 18 de octubre se embarcó en un viaje a través del Pacifico Sur, Océano Atlántico y Sur de África, hasta dar la vuelta al mundo a bordo de un velero. El reto: recorrer estas 23.000 millas náuticas (casi 42.00 kilómetros) completamente sola, con la única compañía de su pagina web, a través de la que actualizaba los pasos de su aventura mediante vídeos de YouTube, Twitter, Facebook o Skype.

Todo un récord -su hazaña la ha convertido en la persona más joven del mundo que navega sin ningún tipo de asistencia, sin hacer escalas ni recibir barcos de apoyo, alrededor del mundo-, que no será reconocido por el Consejo Mundial de Registro de Velocidad de Navegación al no existir una categoría para menores de 18 años. Aun así, la pequeña ha contado con el apoyo de decenas de patrocinadores a bordo de su yate color rosa, el Pink Lady, pese a las fuertes criticas vertidas hacia las marcas y los mismísimos padres de la pequeña, semanas antes de que el barco zarpase del puerto de Sydney: ¿es lo suficientemente responsable un menor de edad para vivir una aventura tan peligrosa?

Finalmente, el tiempo ha parecido dar la razón a esta 'aventurera en miniatura', que el pasado 19 de mayo completó su particular 'Vuelta al mundo en siete meses', tres días antes de cumplir 17 años.

Más sobre: