Jugar con los hijos, clave para su desarrollo intelectual

¿Sabías que el temido 'fracaso escolar' se puede prevenir desde la cuna?



Al menos así lo afirmaban hace unos días las expertas en educación infantil Elizabeth Fodor y Montserrat Moran en el que ha sido el Primer Encuentro Pedagógico organizado por Imaginarium. La firma de juguetería, especialista en exprimir la faceta educativa de sus juguetes sin hacerles perder un ápice de diversión, acaba de iniciar una colaboración con ambas para asesorar sobre qué juguetes son óptimos para los niños de 0 a 3 años, y cómo integrarlos en el juego según la personalidad del bebé. Un tarea destinada a los papás, quienes, además, son los responsables de despertar el interés por aprender a través del juego en esta primera etapa del crecimiento, impartiendo ya desde la cuna las actitudes adecuadas para afrontar futuros problemas educativos como el fracaso escolar.

¿La clave? Los juegos estimulantes, que desarrollen actitudes inteligentes hacia el aprendizaje, como son la atención y la concentración sostenidas, la buena visión o la capacidad de mantener al bebé absorto en una misma actividad durante varios minutos. La manera de lograrlo es bien sencilla, afirman ellas: basta con dedicar todos los días 20 minutos a jugar con los peques, dejando que descubran por si solos las funciones de sus juguetes, reforzando sus actitudes manifestando fascinación por sus pequeños logros del día a día. Además, ambas pedagogas señalan la necesidad de los padres de adaptar el juego a las necesidades puntuales del pequeño, estableciendo diferencias entre los juguetes que inciden en el desarrollo de la motricidad (perfectos para cuando el bebé se encuentra más excitado y en movimiento) o los que requieren de su concentración (más adecuados si está relajado).

Por último, y sólo para que sirva como base guia a los padres mas despistados, el encuentro se cerró con la evolución de los niveles de atención sostenida a través de los primeros años de vida: así, cuando los niños tienen dos años, su capacidad para estar concentrados en una actividad mientras juegan sera aproximadamente de 4 minutos; con tres años, 6 minutos, y con cuatro, 8 minutos.

¿Crees que es posible combinar la vida laboral diaria con la atención que requieren los más peques de la casa hoy en día? Opina sobre este tema en el foro de hola.com

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más