• Noticia
24 MARZO 2010

Organizar la Primera Comunión: ¿Marineros o de calle?

Los niños también disponen de alternativas a la hora de elegir el traje para su Comunión

Si bien las opciones a la hora de vestir a los chicos a la hora de hacer la Primera Comunión no son tan variadas como la de las niñas, los hombrecitos de la casa también tienen alternativas, especialmente en lo que al nivel de gala del traje se refiere. Aunque el clásico traje de marinero, o su versión más 'elegante', el almirante, sigue siendo un 'superventas' en estas fechas, lo cierto es que, cada vez más, se ven a más y más niños celebrando su Comunión vestidos con un sencillo traje de calle, compuesto de chaqueta, corbata y pantalón.



Tres pequeños almirantes, de El Corte Inglés

El motivo: la comodidad, el precio, mucho más económico que el traje de Comunión de toda la vida, o el hecho de que podamos reutilizar las diferentes prendas en el futuro y 'estirarlas' un poco (en una boda, en una cena formal o en cualquier otro evento que requiera de una cierta etiqueta), hacen del traje de calle una de las alternativas más viables al desembolso que supone el traje 'oficial' de la Primera Comunión. Una chaqueta tipo blazer, con doble botonadura, una sencilla camisa y un pantalón en color camel o caqui funcionarán a las mil maravillas, y permitirán al pequeño corretear con mayor libertad una vez acabe la ceremonia y comience la celebración posterior.

Si nuestra opción es el traje de Comunión propiamente dicho, la alternativa se encuentra entre la versión de marinero, en color crudo con detalles en azul generalmente en el cuello y los puños, y botonadura metálica, o de almirante, en color blanco nuclear u oscuro, y que incorpora delicados y elaborados galones en color oro en la pechera y el hombro. En Kamil, Barcarola o El Corte Inglés disponen de un amplio catálogo de trajes bajo este patrón, para los peques mas distinguidos.



Traje de marinero en color blanco, de Barcarola, traje de almirante blanco, de Kamil, y nuevamente estilo marinero, de El Corte Inglés.

Un truco para recortar gastos en estos casos: recurrir al alquiler o tomar prestado el traje (especialmente la parte superior, la más cara) de los hermanos o primos que hayan celebrado su Comunión con anterioridad es una de las opciones, que permite invertir únicamente en los complementos. Reutilizar el pantalón en este caso también es posible, especialmente si nos decantamos por uno con pinzas en color oscuro, o, en última instancia, teñimos el color crudo por otro más 'ponible' como marino o tostado.

¿Eres 'fiel' al estilo marinero de toda la vida? Déjanos tu comentario en el foro de hola.com
- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook