'Desde que estoy embarazada me cuesta conciliar el sueño'

Sufrir de insomnio suele ser algo frecuente durante la gestación. Te explicamos algunas de sus causas y te damos algunas recomendaciones para evitarlo

Durante el embarazo se producen etapas en las que a la mujer, debido a los diferentes cambios físicos y hormonales que está sufriendo, le resulta algo complicado conciliar el sueño y puede llegar a sufrir procesos de insomnio.

El sueño es vital para cualquier persona, ya que durante este tiempo se reponen las funciones físicas y psicológicas necesarias para estar al 100% durante día. El mínimo de horas necesarias para lograrlo son entre 7 y 9 horas , dependiendo de la persona. Para las mujeres embarazadas esto resulta todo un triunfo. A muchas de ellas les cuesta dormirse, otras se despiertan varias veces a lo largo de la noche y, en vez de descansar, se levantan aún más agotadas.

 

Un buen hábito de sueño es fundamental para la gestación

“La presencia de ansiedad o estrés durante el embarazo puede repercutir a la gestación del futuro bebé. Por este motivo, la madre tiene que crear un ambiente de tranquilidad y positivismo. En caso que la ansiedad sea extrema, será aconsejable recurrir a un especialista para que reduzca este estado”, afirma Verónica Minguito Orellano, logopeda y experta en Atención Temprana y Psicomotricidad.

Son varias las causas que pueden provocar el insomnio en el embarazo. La hormona que causa debilidad a lo largo del día también puede favorecer que no se coja el sueño durante la noche, además de la dificultad que se tiene para encontrar una postura cómoda, las veces que se levantan a orinar, etc. Todos estos factores pueden generar insomnio durante el periodo de gestación.

Otras mujeres embarazadas sufren pesadillas relacionadas con el embarazo, el futuro nacimiento o cualquier otra cosa relacionada con su bebé, algo muy normal, porque en ese momento es la prioridad de su vida y la ansiedad puede dar rienda suelta a la imaginación, en ocasiones de forma negativa.

El insomnio durante el embarazo hace que se desarrollen hábitos de sueño irregulares, horarios imposibles, dormir durante el día, etc. Esto puede llegar a desesperar, llevando a las mujeres a automedicarse, algo que jamás debe hacerse y estando embarazadas todavía menos.

 

Algunos consejos para evitar el insomnio

Para intentar evitar el insomnio durante el embarazo se pueden seguir algunos consejos como: 

  •  Intentar mantener una rutina, con horarios regulares para irse a dormir y levantarse. 
  •  Lo ideal es hacerlo en una habitación sin ruidos y que cuente con un buen colchón y una buena almohada.
  • La cama sólo debe usarse para dormir, no para leer, ni ver la tele, ni usar el portátil. 
  •  Mantener una dieta equilibrada. 
  •  Crearse rutinas antes de ir a dormir como darse una ducha, beber un vaso de leche templada o escuchar música relajante que además resultará beneficioso para el bebé.
  • Evitar cualquier tipo de estimulantes como la cafeína. 
  •  Si al estar en la cama no se consigue conciliar el sueño, lo mejor es levantarse, ir a otra habitación y realizar alguna actividad. Cuando regrese la sensación de cansancio, regresar a la cama.
  • Intentar dormir sobre el lado izquierdo para mejorar la presión arterial, lo que podrá evitar el hinchazón de los pies.
  • No beber demasiados líquidos antes de acostarse.

Más sobre: