Tu cabello cambia durante el embarazo

Las alteraciones hormonales influyen directamente sobre tu piel y tu pelo. ¿Qué cuidados necesitas?

La piel y el pelo sufren diversos cambios motivados por las alteraciones hormonales que provoca la gestación. Aunque según las características del pelo de cada mujer necesita de una serie de cuidados particulares, existen algunos que pueden servir para todas las mujeres.

En un estado normal, hacer uso del secador de pelo, plancha o cualquier otro aparato eléctrico es algo normal. En el caso de las mujeres embarazadas éstos deben usarse muy de vez en cuando y habiendo aplicado previamente protectores para que no se dañe, ya que estará especialmente sensible.

El pelo se torna mucho más quebradizo
“Por similitud con los andrógenos, el exceso de estrógenos secretado durante el embarazo puede provocar el debilitamiento de los folículos pilosos, con lo que puede dificultar el crecimiento del cabello y disminuir su fortaleza”, afirma el Doctor Gabriel Cano.

Demasiado calor podría dañar el cabello, así que lo ideal es evitar el uso de éstos. Los cepillos que han de usarse en esta etapa deben ser de cerdas suaves para no estropear el cuero cabelludo.

Las mujeres que tengan el cabello especialmente seco tendrán mayor posibilidad de que éste se parta, por lo que es recomendable utilizar cremas para desenredarlo.

Al aumentar la secreción de grasa del cuero cabelludo, este tipo de pelo podrá tener más brillo y volumen, pero no por ello debemos obviar sus cuidados y evitar en lo posible actitudes que lo lleven a quebrarse.

Aumenta la secreción de grasa
Lo mejor para mantener un cabello sano es cuidar mucho la alimentación. Así, disminuirá la caída de tu cabello y éste tendrá también un aspecto saludable.

El tipo de champú que has de usar durante la etapa de gestación debe ser con ph neutro. De esa manera, encontrarás un mayor equilibrio entre tus hormonas y la belleza de tu melena.

Si tienes pelo graso, las posibilidades de que éste se engrase serán aún mayores. Aunque no es recomendable lavarlo en exceso, si quieres lucir un cabello limpio es probable que tengas que lavarlo más a menudo.

“En el folículo piloso existe una glándula sebácea que es estimulada por los estrógenos, lo que hace que el cabello tenga una textura algo más grasa”, asegura el Doctor Cano.

Una forma de disminuir la producción de grasa es haciendo uso de tintes, pero antes debes consultarlo con el médico ya que es probable que puedan provocarte reacciones alérgicas.

Recuerda que una vez que des a luz, a las pocas semanas tu cabello volverá a recuperar su aspecto normal, así que no te preocupes y disfruta de estos cambios como una experiencia más de tu embarazo.

¿Estás embarazada? ¿Qué cambios has notado en tu físico durante estos meses? Visita nuestro foro

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema