¿Cuáles son las razones para un parto múltiple?

Gemelos, mellizos, trillizos... ¿Conoces la diferencia?



El aumento del tamaño uterino al inicio del embarazo, la historia familiar, los latidos... Son numerosos los indicios que, en las primeras semanas de gestación, pueden indicarnos que nos encontramos ante un embarazo múltiple. Sin embargo, no es hasta que obtenemos la confirmación gráfica de la ecografía que, por fin, nos podemos enfrentar a la idea de que vamos a recibir a dos o más bebés de una sentada: todo, desde los pañales hasta la leche materna, los biberones, la elección del nombre, o la futura matrícula de la guardería, se multiplica, complicando un poco más si cabe los ya de por sí primeros meses de los padres primerizos tras el parto.

Gemelos, mellizos, trillizos... La proliferación de los tratamientos de estimulación ovárica en los casos de infertilidad, y la fecundación in vitro, han hecho de este tipo de embarazos algo más que habitual, y son muchos los papás y mamás que se encuentran con la sorpresa de no estar esperando no uno, sino dos, tres o hasta cuatro bebés a la vez. Pero, ¿qué diferencia un tipo de embarazo del otro?

Aunque todos ellos están amparados por el término 'embarazo gemelar' (abarca a todos los bebés nacidos en un mismo parto, ya sean trillizos, mellizos o, simplemente, gemelos), existen diversos tipos de gemelos dependiendo de cómo y de qué manera se haya producido la fecundación. La distinción es simple: por un lado, los gemelos bicigóticos o mellizos, son aquellos que nacen de distintos óvulos, es decir, proceden de un embarazo en el que dos óvulos diferentes han sido fecundados por dos espermatozoides. Al ser dos bebés completamente distintos, con su propio saco gestacional y placenta, los hermanos mellizos suelen guardar menor parecido físico que los gemelos. La causa de este tipo de embarazos es que la madre sufra dos ovulaciones dentro del mismo ciclo menstrual. Este tipo de ovulaciones suele ser hereditaria, de ahí que sea relativamente sencillo 'adivinar' cuándo la madre es más propensa a desarrollar un embarazo bicigótico.

En el caso de los gemelos monocigóticos, o gemelos 'a secas', el proceso de fecundación es más complicado, de ahí que su incidencia porcentual dentro del total de embarazos múltiples sea menor: en este caso, la fecundación se produce exclusivamente entre un sólo óvulo y un sólo espermatozoide, que se dividen dando lugar a dos embriones. Esta división es producto del azar (de ahi que no dependa de la herencia familiar materna), y al llevar ambos bebés la misma carga genética, su parecido es mucho mayor, llegando a parecer idénticos en algunos casos.

Por ultimo, y cuando se trata de embarazos con más de dos bebés en camino, la razón del embarazo suele ser una combinacion de las anteriores: un óvulo que se divide en dos y posteriormente uno de los óvulos resultantes se vuelve a dividir en dos, da como resultado trillizos idénticos. Si dos óvulos diferentes son fecundados a la vez, pero uno de ellos se divide en dos, supondrá que dos de los bebés tengan la misma carga genética, mientras que el tercero se considerará mellizo. Mientras que tres óvulos diferentes fecundados a la vez, da como resultado tres hermanos mellizos, con un gran parecido físico pero diferente genética.

¿Conoces algún caso de embarazo múltiple en tu familia? Cuéntanoslo en el foro de hola.com

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema