¿Cuándo es conveniente solicitar consejo genético?

En general, las parejas que deciden hacerlo es porque previamente han tenido problemas o hijos con algún tipo de discapacidad física o mental

Tomar la decisión de traer un hijo al mundo es algo que meditas durante mucho tiempo con tu pareja. Decidir cuál es el momento adecuado y todo lo que podrás ofrecerle a ese nuevo miembro de la familia para que tenga una vida plena son alguna de las cosas que te plantearás antes de quedarte embarazada.

Pero además, has de tener en cuenta que para que todo el embarazo se desarrolle de forma normal y tu bebé no tenga problemas de salud una vez que haya nacido, tendrás que conocer algunos datos de importancia para estar segura de que todo estará bajo control.



Cómo influye al bebé la genética de los padres

La genética de los papás puede ser determinante en el desarrollo del pequeño, se estima que alrededor de un 5% de los recién nacidos nacen con defectos congénitos, provocados por esto.  Para prevenir cualquier riesgo es necesario acudir a un consejo genético en el que se realizará un estudio a los padres para determinar si existe algún problema a la hora de concebir hijos, no tanto que no sean capaces de lograrlo como de las posibilidades de que el embarazo tenga problemas. Es básico para ello realizar un diagnóstico prenatal.

“En la mayoría de los casos los padres recurren a ello cuando hay antecedentes en la familia o cuando ha existido algún riesgo en hijos anteriores o en otros miembros de la familia. Si esto no es así, no hay por qué alarmarse, aunque en caso de incertidumbre o miedo se aconseja recurrir a ello”, aclara Verónica Minguito Orellano, logopeda y especialista en Atención Temprana y Psicomotricidad.

Generalmente, las parejas se someten a este consejo genético cuando previamente han tenido problemas o hijos con algún tipo de discapacidad física o mental previa. Algo que puede haber sido provocado por algún tipo de alteración genética.


Casos específicos en los que acudir al consejo genético

Los profesionales informarán a los papás de las consecuencias que puede traer un embarazo, incluso de los problemas que se pueden presentar, y las soluciones que existen para superarlos y lograr por tanto que la vida del pequeño sea normal, mediante tratamientos o una vigilancia específica, tanto en el momento del embarazo como con posterioridad.

Existen algunas situaciones en las que resulta primordial un adecuado consejo genético como:

a) Nacimiento de un niño con malformaciones. Suele constituir el 90% de las consultas de asesoramiento genético.

b) Parejas de riesgo:
-Cuando uno de los miembros de la pareja está afectado por una alteración de etiología genética y, por tanto, con riesgo de transmitirla a su descendencia.
-Mujeres con alteraciones genéticas recesivas ligadas al cromosoma X (hemofilia, enfermedad de Duchenne, etc.)
-Uniones consanguíneas

c) Parejas con fracasos reproductivos
-Esterilidad
-Abortos de repetición sin causa obstétrica
-Fallecimiento de recién nacidos o durante el periodo neonatal

Con la suficiente información se pueden prevenir algunos de estos riesgos y lograr que tu embarazo llegue a término de manera normal y tu bebé nazca sano. “Los especialistas, siempre que crean conveniente, aconsejarán a los padres someterse a esta serie de pruebas”, afirma Minguito Orellano.

Más sobre

Regístrate para comentar