Diagnóstico prenatal: puedes prevenir los factores de riesgo

La mayoría de los embarazos resultan normales, pero has de conocer los riesgos que pueden surgir y la forma de prevenirlos

Al quedarte embaraza es probable que pasen por tu cabeza un gran número de dudas y miedos que te lleven a plantearte la manera en la que evitar cualquier riesgo tanto para ti, como para tu bebé.

Riesgo de patología fetal cromosómica
Suele producirse en mujeres mayores de 35 años, ya que a esta edad aumenta el riesgo de tener un feto portador de una alteración cromosómica numérica, como puede ser la trisomía 21 o Síndrome de Down. Si entre los 35 y los 39 años este riesgo es del 1%, se eleva hasta entre un 2% y un 4% entre los 40 y 44 años y hasta un 5% - 10% si se llega a sobrepasar esta edad.

Este riesgo también se produce en mujeres portadoras de enfermedades ligadas al cromosoma X.

Riesgo de patología fetal genética
Están expuestas a este riesgo las parejas que han tenido un hijo portador de una enfermedad monogénica grave: se trata de errores innatos en el funcionamiento del metabolismo.

También tienen posibilidades las parejas que tienen un hijo portador de una malformación congénita grave de origen poligénico, como pueden ser las cardiopatías congénitas, hidrocefalias, etc.

Riesgo de patología fetal ambiental
Si el feto ha sido expuesto a factores teratógenos durante los tres primeros meses de embarazo: fármacos o drogas de uso frecuente como el alcohol, radiaciones, enfermedades infecciosas, etc.

Algunas de las enfermedades que pueden provocar mayor riesgo de malformaciones son la rubeola, la toxoplasmosis o la varicela entre otras.

Si la madre padece algún tipo de enfermedad crónica como la diabetes o el hiper y/o hipotiroidismo.

En el momento en el que se detecta alguna alteración habrá que recurrir a los especialistas, no en el momento del nacimiento, sino antes, ya que la necesidad de profesionales de apoyo se crea en el momento en el que los padres reciben la noticia. Un buen asesoramiento, apoyo psicológico y estimulación, harán que la evolución del niño sea lo más positiva posible”, asegura Verónica Minguito Orellano, logopeda y especialista en atención temprana y psicomotricidad.

Es necesario conocer todos estos factores antes de plantearse el hecho de quedar embaraza, consultar con el especialista y poner en una balanza las posibilidades de que este tipo de riesgos puedan aparecer.

“Existen muchas pruebas que se realizan durante el embarazo, pero muchas de ellas solo se realizan cuando son necesarias o imprescindibles, ya que suelen ser peligrosas para el desarrollo del feto”, aclara Minguito Orellano.

Aunque a día de hoy no son muchas las alteraciones fetales que pueden ser corregidas intraútero, la medicina fetal se ha convertido en una nueva especialidad que mejora la calidad de vida del feto con problemas y asegura a los padres con riesgo de tener hijos afectados por este tipo de problemas que puedan lograr una descendencia sana.

“Gracias a los avances, estudios y tratamientos se ha avanzado muchos en el tratamiento con estos niños, previniendo posibles dificultades y paliando las deficiencias. El objetivo es que los niños y su familia puedan llevar una vida lo más normalizada posible. Es necesario buscar buenos profesionales y confiar en ellos”, afirma Verónica Minguito Orellano.

¿Estás embarazada? ¿Sigues un control prenatal estricto? ¿Qué tipo de medidas tomas para evitar riesgos? Entra en nuestro foro

Más sobre: