Embarazo: ¿Cómo se desarrolla el bebé entre el cuarto y el sexto mes?

¿Responde a los estímulos?, ¿cuánto mide?... Qué debes saber para contribuir al buen desarrollo de tu bebé desde el vientre

Al cumplirse el cuarto mes de embarazo, tu bebé será capaz de percibir la luz. Si colocas una fuente cerca de tu abdomen podrás notar cómo se mueve, le resultará molesto y se girará en el interior del útero para protegerse de la luz.

Otra de las curiosidades es que el feto, a partir de este momento, comienza a hacer muecas e incluso a fruncir el ceño, lo que según los expertos significa que han comenzado a tener los reflejos más básicos.

Desarrollando el tacto
“Los sentidos se desarrollan de una forma temprana y el futuro bebé responderá a los estímulos presentados de forma muy similar a como lo hará después del nacimiento. Siempre que haya estimulación, el feto responderá con interés a los estímulos que perciba”, explica Verónica Minguito Orellano, logopeda y especialista en atención temprana y psicomotricidad.

Tu bebé pesará en este momento entre 250 y 300 gramos y alcanzará ya los 20 centímetros.

Al llegar al quinto y sexto mes, el feto tendrá la misma sensibilidad que hasta los 12 primeros meses posteriores a su nacimiento. El tacto ya estará perfectamente desarrollado y sus manitas formadas, además de la zona del cerebro que responde a las terminaciones nerviosas que dirigen este proceso.

Durante los cuatro primeros meses se ha comprobado que el feto cuando mantiene contacto con algún elemento tiende a alejarse. A partir del quinto mes, el pequeño ya no reacciona de la misma manera, en este momento se recrea en lo que toca tanto con las manitas como con los pies.

“El líquido amniótico es el medio en el que vive el niño y su conexión con el mundo exterior. A través de éste percibirá los estímulos. Luces, sombras, temperaturas, sensaciones… Los padres pueden estimular a su futuro hijo con cambios de temperatura y de presión del agua, juegos de luces y sombras, con canciones y música agradable”, aconseja Minguito Orellano.

Tu bebé comienza a percibir sonidos
Cuando alcanza los 6 meses, el oído también lo tiene ya prácticamente desarrollado
por completo. Y aunque no se termina de formar hasta la semana 28, el feto responde a los estímulos que se le ofrecen. Existe una gran cantidad de ruidos en el abdomen de la madre, como por ejemplo el que hace el fluido amniótico, que conduce el sonido de los ruidos digestivos, las pulsaciones, etc.

El feto percibe estos sonidos, pero no los reconoce. Sin embargo, la voz de su madre le resulta de lo más familiar. Si el papá también se encarga de hablar cerca de tu abdomen, el pequeño también aprenderá a reconocer su voz.

El feto realiza entre 20 y 60 movimientos cada media hora, duerme y tiene hipo. También es el momento en el que, con otra serie de estímulos, es capaz de realizar muecas muy similares a llanto. Es una manera de favorecer el desarrollo de sus pulmones y fortalecer los músculos de la cara.

Siempre que exista la presencia de estímulos se estará potenciando el desarrollo del feto.

¿Estás embarazada? ¿Qué haces para 'comunicarte' con tu hijo? Entra en nuestro foro

Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema