Construir con bloques: ¿Un juego sólo de niños?

El universo LEGO, ahora también para mayores

Con casi noventa años a sus espaldas, el tradicional LEGO ha entretenido a decenas de generaciones de niños de todo el mundo, desde que un carpintero de origen danés crease por primera vez, y por casualidad, su primer juego de bloques de colores, después de elaborar varias reproducciones en miniatura de los productos que creaba en su taller.



La revolución del plástico, o el carácter interconectable de las piezas gracias a sus pequeños botones, vendría poco después, haciendo de éste uno de los juguetes favoritos entre los niños durante años y años, llegando a tomar todas las formas imaginables: barcos piratas, castillos medievales, trenes móviles, dinosaurios, escenas de Harry Potter o Star Wars... La diversión LEGO incluiria, con el paso del tiempo, la inauguración de numerosos parques temáticos Legoland, con base en Dinamarca, Reino Unido o Alemania, y el desarrollo de lineas de videojuegos inspirados en las piezas LEGO.



Lo último: los LEGO que saltan entre generaciones, atrapando a pequeños y mayores por igual. La moda del LEGO captura toda la esencia del juguete tradicional y lo lleva a productos orientados a gustar a personas de todas las edades, y ya ha invadido desde relojes, como los modelos ideados por el diseñador francés Jean Charles de Castelbajac, hasta el universo de la fotografía 'de andar por casa', como la cámara digital LEGO, que aunque carece de grandes prestaciones, está equipada con resolución de 3 megapixels, zoom digital, pantalla LCD y conexión USB. El más práctico de estos 'inventos', como siempre, lo encontramos en el mundo virtual: la aplicación LEGO Digital Design permite diseñar on-line el juguete LEGO de nuestros sueños, para así poder encargar todas y cada una de las piezas que necesitaremos para construirlo de manera personalizada. ¿Juegas?

Más sobre: