¿Y si hay complicaciones durante la gestación?

Recibir cuidados durante el embarazo es importante tanto para la madre como para el niño

Cuando hacemos referencia a los riesgos que pueden producirse en un embarazo, queremos hacer una diferencia entre aquellos que están motivados por agentes externos y fácilmente controlables, y los que cuentan con un factor genético.

“Gracias a los avances y a la intervención tan temprana se consigue prevenir o paliar las posibles dificultades que presenten tanto el niño como la madre”, afirma la logopeda y experta en atención temprana y psicomotricidad Verónica Minguito Orellano.

Hay distintos grados de riesgo
Existen tres categorías de riesgos que pueden generar resultados desfavorables en la evolución del embarazo, y cuya incidencia determina el mayor o menor grado de riesgo al que se enfrenta el niño durante el proceso evolutivo. Se dividen en tres tipos:

- Niños con riesgo establecido. Se trata de pequeños que presentan algún diagnóstico físico o mental con alta probabilidad de que su desarrollo no sea del todo normal y se produzca un retraso. Este tipo de niños sufre deterioros o síndromes congénitos reconocibles, como puede ser el Síndrome de Down u otras irregularidades cromosómicas, menoscabos sensoriales, perturbaciones metabólicos, etc.

- Los niños con riesgo biológico/médico son los que se encuentran en una condición que aumenta la probabilidad de que padezcan un retraso en el desarrollo. Un ejemplo muy claro son los niños prematuros y/o con bajo peso, que sufran hemorragias intraventriculares, algún tipo de patología pulmonar, etc.

- En un tercer caso, es el entorno social de los pequeños el que los pone en riesgo de padecer problemas en el desarrollo. Lo que se conoce como riesgo ambiental: aquellos factores que tienen que ver con el ambiente y cuidado que recibe el niño y la situación familiar que tiene, no sólo tras su nacimiento, sino también durante el periodo de gestación. Algunos de los casos más representativos son los hijos de madres adolescentes que no cuentan con apoyos familiares o de pareja, hijos de madres que consumen drogas, que sufren maltrato, abuso, abandono, pobreza, etc.
El apoyo a la madre es fundamental
Podemos decir que la salud mental y, en general, cualquier factor o circunstancia de las que hemos diferenciado en grupos con anterioridad puede aumentar las probabilidades de que un bebé presente en su desarrollo algún tipo de deficiencia o alteración en su capacidad de comunicación, bien sea motriz, sensorial, cognitiva, afectiva, de conducta o, incluso, una combinación de todas ellas.

“La mortalidad infantil ha disminuido notablemente debido a esta exhaustiva intervención, pero la morbilidad ha aumentado, con lo que es necesario continuar el estudio de técnicas de intervención en edades tan tempranas”, declara Minguito Orellano.

Por eso, es tan importante que la mujer se sienta arropada y querida durante el embarazo. No es sólo su salud la que está en riesgo, su bebé recibirá los mismos cuidados y atenciones que ella, lo que influirá notablemente en su desarrollo.


¿Que cuidados especiales recibiste durante tu embarazo? Entra en nuestro foro

Más sobre

Regístrate para comentar