Descubriendo los beneficios de la música

Acostumbra a tu hijo desde el embarazo y contribuye a su desarrollo

Quizá nunca te hayas parado a pensarlo pero, ¿conoces todos los beneficios que la música puede aportar a tu hijo? Si la respuesta es negativa, presta atención porque hoy te proponemos llenar tu casa de notas musicales.
En la actualidad, la música se está introduciendo en la educación desde edades muy tempranas. Ignacio Gómez Peña, maestro del Colegio del Álamo especializado en educación musical, explica que “los beneficios que la música aporta a los niños son muy diversos. Con la música trabajas los distintos aspectos del ámbito humano, el ámbito social, comunicativo y expresivo”.
Pero si queremos ayudar a nuestro bebé desde sus primeros días e incluso desde que todavía se encuentra dentro nuestra tripa, la música es una gran opción. A partir de las 20 semanas de gestación, el bebé puede oír y recordar melodías. Y desde el momento en que nacen, podemos comprobar cómo responden a estímulos auditivos. Entonces, ¿por qué no recurrir a la música para enseñarles a hablar, a moverse o a memorizar?

Música para aprender
A la hora de enseñar a tu bebé a hablar, la música puede ser una buena herramienta. No sólo porque estimula la alfabetización, sino también porque aumenta el nivel de concentración.
Ignacio Gómez Peña comenta que “las canciones pueden ayudar a la adquisición del vocabulario a partir de la repetición constante de cantares y rimas musicales”. La mayoría de las canciones infantiles contienen numerosas sílabas rimadas y repetitivas que ayudarán al niño a memorizar y a entender nuevos conceptos. Y además, si a éstas le añadimos gestos, podremos favorecer su aprendizaje mientras pasamos un buen rato en compañía de los que más queremos.
Asimismo, la música también estimula la expresión corporal. Con los gestos y los diferentes ritmos el niño irá incorporando nuevos movimientos, favoreciendo de esta manera su coordinación corporal.

Música para relajarse y relacionarse

La música tiene el curioso don de acercar a las personas, por tanto, el bebé que esté acostumbrado a disfrutar de la música, será más dado a relacionarse con otros niños.
Igualmente, serán bebés más tranquilos. Todos conocemos la famosa frase de ´la música amansa a las fieras´, pues ahora comprendemos su verdadero significado. Si somos capaces de asociar una melodía a los momentos de tranquilidad, cuando el niño esté más irritado podremos utilizar esa canción para calmarlo. Gómez Peña recomienda “canciones infantiles para calmar y entretener a los niños y música clásica como acompañamiento a otras actividades que exigen mayor concentración, como son los dibujos o la lectura”.
Pero como con cualquier otro hábito, deberemos iniciar al niño en el mundo de la música poco a poco. Dejando un rato al día para disfrutar de las notas y los ritmos en compañía de los más pequeños, pronto asociarán la música con un momento de diversión y habremos conseguido nuestro objetivo: mi bebé disfruta con las canciones.

¿Cómo responde tu hijo a la música? Entra en nuestro foro

Más sobre: