Premamá: ¿Sabes qué llevarte al hospital cuando se acerque el parto?

Te enseñamos cómo hacer un completo 'checklist' para que no se te olvide ni un detalle

null

Se acerca la recta final del embarazo: va siendo hora de dar los últimos retoques a todo lo relacionado con la llegada del bebé. La cunita, la ropa, los pañales, chupetes, biberones... Un buen truco para librarte de una dosis importante de estrés en estos últimos días es dejar preparada con antelación la bolsa que necesitarás llevar contigo cuando llegue el momento del parto. A pesar de que cada vez los períodos de recuperación son más y más cortos, hay una serie de cosas que querrás tener cerca después de dar a luz... Te hacemos un completo checklist de lo que debes y no debes olvidar.

Para ti...
Un par de camisones, mudas, bata, calcetines y un par de zapatillas cómodas, especialmente si tienes pensado dar a luz en una clínica privada. Si vas a amamantar al bebé, procura que las prendas se abran con facilidad a la altura del pecho, para facilitarte la labor en estas primeras tomas, y no olvides incluir una pareja de sujetadores post-parto, además de una chaqueta de lana en caso de que haga frío por las noches.

Artículos de higiene y aseo personal que crees que vayas a necesitar: desodorante, cepillo y pasta de dientes, peine, gel y champú, crema hidratante, colonia, toallitas húmedas, compresas, un secador de pelo...

Toda la documentación necesaria para tramitar tu estancia en el hospital sin problemas: documento nacional de identidad, libro de familia, la cartilla o tarjeta sanitaria, además de los resultados de tu última revisión ginecológica, o cualquier otro detalle que tu médico o matrona te hayan pedido con antelación.

Una cámara de fotos digital, con la batería a punto, un mp3 con música relajante, un libro de bolsillo, un cuadernito con bolígrafo, y un segundo teléfono móvil, con cargador incluido. No olvides tener a mano una tarjeta de crédito y algo de dinero en efectivo, por lo que pueda pasar (taxis, máquina de refrescos, una emergencia de última hora...)

Para él...
Piensa en toda la ropa que pueda necesitar mientras estéis en el hospital, y ajústala dependiendo de la época del año: pijamas, cinco o seis ranitas, algún jersey y un par de patucos. No te olvides de que necesitarás también algo que ponerle cuando abandonéis la clínica: si es invierno, un gorrito de lana y una toquilla o mantita no te vendrán mal para protegerle del frío.

Aunque el hospital os proporcionará pañales, no está de más contar con los tuyos propios, aunque sólo sea para ir haciéndote a la idea de llevarlos siempre contigo.

Los artículos de aseo necesarios para el cuidado del recién nacido: gasas, una esponjita suave, gel neutro de baño, pomada, aceite hidratante, un pequeño cepillo de pelo...

Baberos y chupetes de tamaño 'mini', específicos para recién nacidos.

Más sobre: