21 DICIEMBRE 2009

Cómo recuperar la figura tras el parto

Tras el embarazo el cuerpo sufre muchos cambios, por lo que intentar recuperar la figura anterior supone una de las prioridades pasados los primeros meses

Ampliar
El ejercicio moderado y progresivo supone una de las formas más adecuadas para acelerar la recuperación física de la madre una vez pasado el parto. 

Las mujeres durante el embarazo suelen engordar una media de unos 14 ó 15 kilos. Dependiendo de este aumento de peso las zonas afectadas pueden variar; si no se ha producido un gran aumento se notará sobre todo en el abdomen y en las mamas, pero, si por el contrario, el aumento ha sido considerable, se extenderá a otras zonas del cuerpo.

Durante el embarazo no debe preocuparte tanto el que engordes, es normal. Lo importante es que lleves una buena alimentación para proporcionar todos los nutrientes que tu bebé necesita para desarrollarse. Una dieta rica debería contener principalmente proteínas, hierro, calcio y vitaminas durante el periodo que estés amamantando a tu hijo. Ya tendrás tiempo de recuperar tu figura tras el parto.

 

Ejercicio moderado y progresivo

Los primeros meses de posparto no puedes realizar grandes esfuerzos porque, como es lógico, la debilidad en tu cuerpo es mucha, pero si que puedes empezar a hacer algunas prácticas que no suponen demasiado esfuerzo y poco a poco ir recuperando, en la medida de lo posible, la figura. Teniendo en cuenta, eso sí, que como explica la ginecóloga Carmen Álvarez, “antes de comenzar a hacer ningún tipo de ejercicio ha de pasar un mes si has tenido un parto normal y mes y medio si te han tenido que hacer una cesárea, aunque es preciso que hables con tu médico porque cada caso es un mundo”.

Para empezar, puedes probar a hacer unos sencillos ejercicios de forma relajada. Una buena idea es salir a caminar todos los días media hora o comenzar a hacer abdominales  poco a poco, sin forzar en exceso, e ir aumentando progresivamente las series de 3 a 5 con 20 abdominales por serie.

Pero si aún no te encuentras con ganas de hacer esfuerzos, prueba ejercicios más relajados. Intenta colocarte tumbada boca arriba y con las rodillas flexionadas sobre tu pecho contraer el abdomen y girar las rodillas a derecha e izquierda. También puedes tumbarte y simular que estás andando en bicicleta.

Este ejercicio moderado pasados los meses de reposo, “no sólo te ayudará a recuperar la figura que tenías antes sino que te ayuda a recuperar la fortaleza y capacidad de resistencia que tenias previamente a quedarte embarazada”, tal y como afirma Carmen Álvarez.

Por otro lado, recobrar la figura no sólo lo conseguirás a través del ejercicio porque, aunque no lo parezca, el dar de mamar a tu hijo te ayuda a perder peso y recuperar el anterior con mayor rapidez y naturalidad, además de proteger la salud de tu hijo ya que le previenes de infecciones, alergias etc. El hecho de amamantar a tu bebé hace que pierdas mucha energía y mucha de ésta proviene de las grasas que has ido adquiriendo durante el embarazo.

Factores que afectan a la recuperación del abdomen plano

En primer lugar, si estas amamantando a tu hijo es factible que la tripa no reduzca en exceso su tamaño “porque es precisamente en la parte superior de ésta donde se albergan grasas para la producción de la leche”, según afirma Carmen Álvarez.

En gran medida, la recuperación del abdomen plano depende de la predisposición genética y hormonal de la madre, por lo que no debe preocuparte el hecho de que tardes un poco más que otras madres en recuperar tu silueta. De hecho, en algunas ocasiones se puede tardar hasta un año en volver a tener más o menos la misma figura que antes del embarazo. El cambio en el cuerpo después del embarazo es muy grande y la recuperación de la figura lenta, por este motivo tómatelo con tranquilidad y optimismo.

Y tú ¿cómo recuperaste la figura tras el embarazo? Entra en nuestro foro y opina.

- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook

Más noticias sobre...

Recomendaciones



Horóscopo