Qué debe tener la guardería en la que dejes a tu niño

Ahora que se te acaba la baja por maternidad y tienes que incorporarte al trabajo es el momento de elegir una guardería en la que dejar a tu bebé

Es una de las decisiones más difíciles, ya que tienes que separarte de tu hijo y es natural que busques dejarle en las mejores manos. Las visitas a los centros y las entrevistas con los directores y responsables de estos constituyen una buena manera de conocer un poco más sobre la guardería. El hecho de acercarte hasta ésta no sólo te permite ver las condiciones del lugar sino también cómo es el trato de los educadores con los niños que allí se encuentran.

A tener en cuenta
Muchas son los factores que hay que valorar cuando elijamos un centro. Es importante la cercanía de la guardería con tu lugar de trabajo o tu casa para evitar demasiados desplazamientos, pero no representa una prioridad. La educación que vaya a recibir tu hijo es mucho más importante, al igual que resulta esencial el factor de la seguridad del centro.

En referencia a lo primero, antes de que tu hijo llegue al colegio ha tenido que recibir una educación primordial tanto en casa como en la guardería. En estas escuelas infantiles, según el criterio de Mª Teresa Ferreras, profesora de educación infantil en el Colegio Público Ponce León (León), tienen que tratar de inculcarles una serie de valores fundamentales antes de llegar al colegio. Uno de ellos son “los hábitos de orden, enseñarles a que si juegan con una cosa después tienen que dejarlas donde estaban”, que se acostumbren a colocar las cosas que usan y no dejarlas tiradas en cualquier sitio; en definitiva a que aprendan a ser ordenados.

En la actualidad los niños pequeños suelen ser bastante caprichosos, o bien los padres o los abuelos les suelen dar todo lo que piden, y es precisamente en las guarderías dónde “hay que tratar de quitarles esos caprichines y enseñarles a saber que no lo pueden tener todo, al tiempo que ayudarles a que interioricen la importancia de compartir”.

Por otro lado, Ferreras, destaca como factor clave el desarrollo de las habilidades plásticas “más que el que aprendan el tener movilidad con las manos, que sepan romper papel, hacer cosas con plastilina, que tengas habilidades con las manos para hacer cosas”. En la actualidad, muchos niños llegan al colegio sin esta habilidad desarrollada y es en esta primera etapa de la educación cuando hay que estimularla y desarrollarla.

Asimismo, es conveniente incitarles a que aprendan a vestirse, otro requesito que desde las guarderias debe situar como uno de los hábitos a inculcar en los pequeños. Todavía no es factible el que sepan vestirse porque son muy pequeños, pero sí enseñarles a hacer las cosas, para que cuando lleguen al colegio a los 3 años sepan pequeños detalles que les resultarán gratificantes a ellos mismos.

¿Pública o privada?
No es tan importante el hecho de la privacidad o no del centro, sino la calidad de los profesionales que trabajan en ella. Lo bien que hable la gente de esa guardería es un factor a tener muy en cuenta. La reputación en nuestra sociedad es una de los elementos clave para acertar en la elección de un centro formativo, decisión crucial en el futuro de tu hijo.

Y tú, ¿qué opinas de las guarderías? Entra en nuestro foro y opina

Más sobre: