Los problemas del bilingüismo

Los padres tienen que asumir que, por el simple hecho de hablar dos lenguas, los bilingües son diferentes

En una sociedad tan competitiva como la nuestra, los padres optan cada vez más por preparar a sus hijos para el futuro desde muy pequeñitos.

Una de las opciones es la de criar a los niños de forma bilingüe. En muchas ocasiones este cruce de culturas surge de una manera natural, ya que la globalización ha fomentado las relaciones de mestizaje, donde la madre es de una nacionalidad y el padre de otra.

Otras veces es porque el niño es matriculado en colegios bilingües, pero en ambos casos hay que tener precaución porque, aunque puede resultar muy beneficioso para los niños manejar dos idiomas a la perfección, esta dualidad también podría traer problemas.

Más posibilidades de sufrir tartamudez
Un estudio publicado en la revista ‘Archives of Disease in Childhood’ refleja que los niños que se educan de forma bilingüe tienen más posibilidades de sufrir tartamudez.

“Cuando el bilingüismo se da en el seno de la familia es necesario que cada lengua se asocie a un padre y siempre sea éste el que se encargue de hablarle al niño en esa lengua. De ese modo, el pequeño asociará a cada padre un idioma y se reducirán los problemas del lenguaje como consecuencia del bilingüismo” aconseja Verónica Minguito Orellano, Logopeda y especialista en atención temprana y psicomotricidad.

En este informe se llega a la conclusión de que los pequeños que han sido educados en dos idiomas dentro del seno familiar muestran un mayor índice de tartamudeo al llegar a una edad media de 12 años, por otro lado, los niños monolingües o los que únicamente hablaban un idioma en su hogar, aunque fuese una lengua extranjera, tienen una facilidad mayor para superar este problema.

La globalización ha fomentado el bilingüismo
Este estudio también deja entrever la posibilidad de retrasar la educación bilingüe algunos años para que el desarrollo del niño en su lengua materna sea completo y, posteriormente, comenzar con el aprendizaje de una segunda lengua para evitar los problemas citados con anterioridad.

En cuanto al informe ofrecido por la revista “Archives of Disease in Childhood”, Verónica Minguito Orellano opina: “Son muchos los estudios sobre bilingüismo que se han llevado a cabo hasta el momento, sin embargo, no se ha llegado a conclusiones del todo claras. Existen niños que presentan dificultades en la adquisición de varias lenguas y, sin embargo, otros que no tienen ningún problema. Lo que está claro es que si el niño tiene complicaciones en la adquisición de su lengua materna no es recomendable el inicio del aprendizaje de una segunda lengua; ya que las dificultades aumentarán y los conocimientos sobre las lenguas se acabarán mezclando”.

¿Te has planteado llevar a tu hijo a un colegio bilingüe? ¿Crees que es bueno? Entra en nuestro foro y opina sobre el tema.

Más sobre: