La obesidad infantil, un problema de familia

El crecimiento de la obesidad infantil en España es espectacular y preocupante

La obesidad es un grave problema de las nuevas generaciones; la mala alimentación y el sedentarismo hacen que cada día haya más casos de sobrepeso. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad ha alcanzado caracteres de epidemia a escala mundial. Y, desgraciadamente, es España, país que presume de la dieta mediterránea, el país de la Unión Europea con mayor número de obesos en población.

El crecimiento de la obesidad infantil en nuestro país es preocupante, donde hace quince años podíamos establecer un 5% de niños españoles con obesidad, hoy esa cifra es del 16%. Es decir, ahora hay tres veces más niños obesos de los que había hace 15 años.

La obesidad puede suponer al niño problemas físicos como diabetes del tipo dos, hipertensión, colesterol y trastornos hepáticos; y también puede comportar problemas para socializarse, el niño tenderá a tener un autoestima baja y probablemente sufra algún estigma social.

Pero lo más preocupante, de estos hábitos nutricionales poco saludables es que en el futuro éstos pueden ser la causa de una obesidad adulta muchos más peligrosa. Tan grave, que será el motivo para que la generación siguiente tenga una esperanza de vida menor que la actual. Según diferentes estudios médicos, la obesidad acorta la esperanza de vida en 13 años.

El problema no es del niño
Según Álvaro Sánchez, nutricionista de Centros Medicadiet, Adelgazamiento y Nutrición, “cuando un niño adquiere malos hábitos alimenticios, el origen es básicamente familiar”. Los hábitos de los niños tienen mucho que ver con los de sus progenitores, y por ello es fundamental establecer una dieta saludable en casa.

El ritmo de vida en el que vivimos es el culpable de que muchos padres tengan que dividirse las tareas domésticas para poder sacar a la familia adelante. Cuando el día a día se hace demasiado agotador, muchos padres recurren a la comida rápida, y obviamente por apostar un día no pasa nada, pero cuando los dulces, congelados y refrescos son el eje de nuestra alimentación, es cuando existe un grave problema.

Sobre todo, si a ese consumo de alimentos con alto contenido en grasas y azúcares, añadimos el sedentarismo que caracteriza a los niños de hoy en día. La mayoría de las actividades que realizan se concentran en torno a la televisión, al ordenador y a los videojuegos. El doctor Álvaro Sánchez señala que “el ejercicio es fundamental. No se trata de asistir a duras clases de deporte, si no simplemente moverse, jugar al balón, correr, etc. En definitiva, que jueguen tal y como lo hemos hecho nosotros en nuestra infancia”.

Cómo solucionar la obesidad
No existen las soluciones milagrosas. Cuando de problemas de salud se trata, la mejor opción es recurrir a profesionales. Sobre todo si nos encontramos ante algún caso de obesidad infantil ¿Por qué? Porque en la mayoría de los casos no percibimos que el origen del problema está en la propia familia.

Centros como Medicadiet, Adelgazamiento y Nutrición, (http://www.medicadiet.com/) se encargan de enseñar a la familia cuál es la mejor manera de comer sano. Porque todos queremos llevar una dieta saludable pero no sabemos cómo, necesitamos el consejo de profesionales que nos ayuden a valorar los alimentos.

El nutricionista Álvaro Sánchez nos aconseja cinco comidas durante el día y da especial relevancia a los alimentos básicos de la dieta mediterránea, “es fundamental comer legumbres, cereales, verduras, frutas y pan”. Asimismo, no excluye la bollería industrial, “siempre y cuando se tome de forma ocasional, y si es casero mejor que industrial.”

Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema