Sus primeros pasitos

Cuando llega este momento, tan satisfactorio para los padres, significa que el niño está creciendo de una manera saludable

VER GALERÍA
Para el bebé, comenzar a andar, supone una enorme prueba, y podréis comprobar cómo sonríe y se muestra feliz cuando le llamáis y es capaz de acudir a vuestros brazos. 

No hay una experiencia que genere más alegría en los papás que ver a sus bebés dar los primeros pasos. Este momento tiene un significado implícito; tu hijo ha pasado una etapa de su desarrollo y da muestras de estar creciendo de manera saludable. Podríamos decir que el niño da un paso, no solo en el sentido físico, sino también en cuanto al significado que supone un avance en su desarrollo.

Durante algunos meses habréis ido observando como el peque de la casa se encuentra más inquieto que de costumbre, se pone solito de pie en la cuna, va arrastrándose a gatas por toda la casa y busca vuestras manos para que le sujetéis mientras comienza a tomar cierta confianza en sus propios pasos.

 

La etapa de curiosearlo todo

Verónica Minguito Orellana, logopeda y especialista en atención temprana y psicomotricidad, considera clave “estimular al bebé para que se dirija a un objeto que le resulte atractivo, él buscará la forma de llegar, aunque nunca se le deberá forzar a dar los primeros pasos. El niño lo hará cuando se encuentre preparado”.

Poco a poco, irá demostrando la curiosidad por todo lo que le rodea y ya no pedirá las cosas solamente señalándolas, sino que será él mismo quien se lance a por ellas. Ése es un momento crucial en su desarrollo psicomotriz, que os pondrá alerta para saber que un breve espacio de tiempo le veréis dar los primeros pasitos de manera autónoma.

“Antes de comenzar a dar los primero pasos, el bebé se inicia en el gateo como manera de explorar el entorno que le rodea. Aunque esto no lo hacen todos los niños, ni es requisito imprescindible para comenzar a andar” asegura la experta en desarrollo psicomotriz Verónica Minguito Orellano.

Un gran paso en su desarrollo

Para él supone una enorme prueba, y podréis comprobar cómo sonríe y se muestra feliz cuando desde el otro lado de la habitación le llamáis y, con gran esfuerzo, se lanza a vuestros brazos celebrando la gesta de dar esos pasos que le separan de sus papás.  Aunque cada niño es un caso diferente y no podemos determinar la edad exacta en la que comenzará a andar, si podemos aproximar la etapa en la que comenzará este proceso que puede ir desde, los niños más precoces, a los nueve meses, o a los que les cuesta un poco más de trabajo y no lo consiguen hasta que no cumplen el año.

Si tarda algo más de tiempo, no debéis alarmaros; la preocupación debe comenzar cuando llegan aproximadamente los 18 meses y el niño aún no haya conseguido dar sus primeros pasos “En el caso de observar poca movilidad por parte del niño o demasiada irritabilidad, los padres tendrán que consultar con su pediatra para derivarlo al especialista, en el caso de que fuera necesario” aconseja Minguito Orellano.

 

¿Está tu bebé en esta etapa de su desarrollo o, por el contrario, ves que va con cierto retraso? Coméntalo en nuestro foro

Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema