¿Qué es una 'baby shower'?

Te contamos todos los secretos de la tradicional 'fiesta de bienvenida del bebé'

null

Jessica Alba, Nicole Richie, Jennifer López, Gwen Stefani... Todas son orgullosas mamás, y todas han celebrado, antes de la llegada de sus pequeños, una fiesta baby shower. Merienda, regalos, decoración infantil... un auténtico y divertido despliegue, en el que la futura mamá recibe toda suerte de atenciones por parte de sus allegadas y amigas, pero... ¿en qué consiste realmente esta tradición?

La baby shower, que es originaria de los Estados Unidos, es una reunión que se celebra poco antes de nacer el bebé (aproximadamente un mes y medio antes de que la futura y embarazadísima mamá salga de cuentas), o, incluso, una vez el pequeño ya ha llegado al mundo. Una pequeña fiesta de bienvenida en la que una persona muy cercana al bebé, como por ejemplo la madrina o una amiga 'de las de toda la vida', organiza un pequeño e íntimo convite para las amigas, madre y hermanas de la futura mamá.

El primer paso: las invitaciones, siempre orientadas a la llegada del bebé, y en las que ya se indica el sexo o incluso el nombre que tendrá una vez llegue al mundo. La decoración infantil tampoco puede faltar: globos, pasteles de colores, guirnaldas en azul, blanco o rosa... que den la bienvenida al pequeño por todo lo alto. Las baby shower tradicionales cuentan, además, con tres momentos imprescindibles: lo primero, el bufet, que se puede encargar a un catering o elaborar personalmente, dependiendo de la cantidad de invitados y de lo íntima y personal que queramos que resulte la fiesta. Eso sí: no pueden faltar los dulces y las tartas. En la pastelería Keyks encontrarás un amplio catálogo de tartas inspiradas en la llegada del bebé, decoradas con crujientes capas de azúcar de colores. En Kukis elaboran galletas artesanas con forma de biberón, osito, cunita o corazón, que se pueden personalizar con el nombre del bebé.

Tras la merienda, llegan los juegos relacionados con el bebé, que normalmente se comparten entre risas y bromas, y donde las más expertas aprovechan para dar todos los consejos y apoyo posible a la futura mamá de cara al parto y los primeros meses. Por último, el momento más importante: la apertura de regalos, donde la agasajada descubre todos los obsequios traídos por sus invitadas, y que tienen como finalidad equiparla con todo lo necesario para convertirse en una auténtica 'súpermamá': biberones, humidificadores, ropita de cama, portapañales, chupetes, sonajeros, baberos... Un auténtico 'kit premamá de supervivencia' para que no le falte de nada.

Y tú: ¿te animas a celebrar tu propia 'fiesta de bienvenida' del bebé?

Más sobre: