Recetas muy divertidas para los más pequeños

No siempre resulta fácil hacer que los niños coman lo que se les pone en la mesa. Éstas son algunas propuestas que, debido a su atractiva presentación, harán que dicha ‘misión’ resulte algo más sencilla

En muchas ocasiones, la hora de sentarse a la mesa se convierte para algunos niños, en una auténtica pesadilla. Es por ello que muchos padres y madres se las tienen que ingeniar de mil y una maneras para hacerles comer, aunque sea, parte de lo que tienen en el plato. En este sentido, una de las mejores sugerencias es, (siempre que se disponga de algo más de tiempo) cuidar la presentación de dichos platos, presentándoles la comida de la manera más atractiva posible para ellos. Incluso es una gran idea que los ‘peques’ participen en la elaboración de las recetas. Estos son seis ejemplos que, esperamos, te ofrezcan alguna pista si esta situación que te contamos te resulta familiar:

Más sobre: