Recetas y consejos de nutrición para afrontar con éxito el nuevo curso escolar

Aunque en ocasiones nos olvidemos de ello, la alimentación es un factor clave de cara al buen o mal rendimiento de los ‘peques’ en la aulas, a las que volverán en sólo unos días

Tras un largo verano recargando bien las pilas los niños se preparan ya para afrontar un nuevo curso escolar cuyo éxito o fracaso dependerá de diversos factores: sus aptitudes, su capacidad de trabajo, la calidad de la enseñanza recibida o la ayuda de los padres en casa, referida ésta última no sólo a las cuestiones puramente escolares sino también a las nutricionales.

Y es que un buen rendimiento escolar también depende, aunque a veces nos olvidemos de ello, de la alimentación que siguen nuestros hijos. Así, una nutrición adecuada puede ayudar al estudiante a desarrollar su actividad académica con la energía y 'fuerzas' necesarias.

De este modo, el objetivo a conseguir será que los pequeños sigan siempre una dieta completa y variada, algo especialmente complicado cuando comen fuera de casa. Por ello, será labor de los padres prestar especial atención a los desayunos y cenas de cara a conseguir un equilibrio alimenticio y que todas las comidas del día se compensen y complementen. Te contamos cómo conseguirlo a través de unos consejos prácticos y una serie de recetas.

EL DESAYUNO, LA COMIDA MÁS IMPORTANTE DEL DÍA

Alimentos recomendados:

-Cereales integrales.
-Fruta fresca.
-Frutos secos y semillas.
-Leche, yogur, kefir.
-Aceites vegetales: oliva…
-Endulzantes: azúcar moreno de caña, jugo concentrado de manzana, melaza de arroz…
-Cacao en polvo.

Alimentos a evitar:

-Café y excitantes.
-Cereales refinados.
-Bollería.
-Bebidas azucaradas.
-Grasas saturadas: mantequillas, embutidos...
-Azúcar blanco.

RECOMENDACIONES A LA HORA DE LA CENA

  • Debe producirse temprano para que al niño le dé tiempo a hacer la digestión antes de acostarse.
  • Al contrario de lo que ocurre en muchas ocasiones, no debe ser muy abundante. Si el estómago está demasiado lleno, el pequeño descansará con dificultad.
  • Si el niño no come en casa es importante mirar el menú escolar para complementar su dieta. Por ejemplo: si ha comido pasta, por la noche puede comer arroz; si ha comido poca verdura, introducir más verdura por la noche (en forma de purés o mezclada con otros alimentos); si en la comida hay carne, por la noche se cenará pescado o huevo, etc.

NO TE PIERDAS AQUÍ DEBAJO, EN 'NOTICIAS RELACIONADAS', LAS SEIS RECETAS PROPUESTAS POR LA NUTRICIONISTA GEMMA BES, PERFECTAS PARA EL DESAYUNO Y LA CENA DE LOS MÁS PEQUEÑOS.

Más sobre: