Descubre los beneficios del masaje infantil

Todo lo que tienes que tener en cuenta para que tu bebé disfrute

El masaje infantil ofrece múltiples beneficios para el bebé, además de proporcionar también un agradable momento para los padres.  Con la ayuda de los expertos de la firma Avène, te los resumimos:

  • Estimula el sistema circulatorio y el sistema nervioso central.
  • Mejora la psicomotricidad.
  • Estimula el sistema inmunológico, endocrino y respiratorio.
  • Posee una acción relajante.
  • Ayuda a aliviar el estreñimiento, cólicos, gases...
  • Regula el sueño del bebé.
  • Mejora la interacción padre-hijo.

A tener en cuenta
-Elige una habitación cálida y tranquila y también la postura más cómoda para los dos.
-Aplica un producto adecuado para el masaje.
-Haz del masaje una rutina diaria.
-Para crear un ambiente correcto, pon música relajante de fondo y canta suavemente.

El masaje, además, se puede aplicar en diferentes partes de su cuerpo. Toma nota de estos consejos y ten siempre en cuenta que los movimientos han de ser muy suaves.

En la cara
- Roza en círculos las mejillas y alrededor de su boca.
- Da ligeros toques en la nariz.
- Acaricia su frente de un lado a otro.

En los pies
- Realiza movimientos circulares en toda la planta del pie.
- Fricciona con los nudillos las plantas de sus pies.
- Realiza movimientos circulares alrededor de los tobillos.

En las piernas
- Tumba al bebé sobre la cama y coloca sus pies en tu abdomen. Verás cómo presiona.
- Con el bebé tumbado coge su pie y roza con la otra mano su pierna del tobillo a la ingle.
- Coge la pierna del bebé con las dos manos y realiza suaves movimientos rotatorios.

En el vientre
- Acaricia a tu bebé desde el pecho hasta la parte superior de las piernas.
- Masajea alrededor del ombligo en dirección de las agujas del reloj.
- Con los pulgares juntos en el vientre del bebé, empuja suavemente hacia los costados.

En el pecho
- Dibuja un corazón con las dos manos juntas desde el centro del pecho del bebé.
- Cruza las manos en “X” sobre el pecho de bebé, alternando las manos.

En los brazos y las manos
- Realiza pequeños estiramientos, desde el hombro hasta la muñeca.
- Con las dos manos realiza suaves masajes rotatorios, desde el hombro hasta la muñeca y al contrario.
- Presiona con los pulgares, haciendo círculos, en la mano, muñeca y dedos.

En la espalda
- Primero con las manos abiertas a ambos lados de la columna, después con los nudillos: desde el culito hasta los hombros. - Desliza las yemas de los dedos en zig-zag por toda su espalda.
- Realiza con las dos manos, suaves movimientos rotatorios.


Más sobre

Regístrate para comentar