Cita con el pediatra: ¿Cuáles son las causas del fracaso escolar?

El Doctor Eduardo Junco Aguado nos ofrece algunas pistas para prevenir su aparición

Se entiende por fracaso escolar la situación a la que llega un niño o un adolescente después de pasar determinados cursos y no alcanzar el nivel académico de sus compañeros. Como consecuencia de ello, éste no progresa ni llega a tener los conocimientos necesarios para seguir el ritmo de los escolares de su edad. Se puede entender como un síntoma de desequilibrio, cuyas causas son muy diversas y cuyos motivos pueden pertenecer tanto al campo orgánico o sensorial como al psicoafectivo, familiar o social.

Para obtener la suficiente información que nos permita valorar el origen de la situación y poder así solucionarlo, hay que analizar las deficiencias orgánicas, neurológicas o sensoriales y las aptitudes del niño en la vida escolar en todos sus aspectos: trabajo intelectual, actividades físicas y deportivas, aptitudes para la vida en colectividad, calidad de sus relaciones con los compañeros y con sus maestros y, por último, el conocimiento de las repercusiones de la vida familiar o inversamente de los sucesos escolares sobre la familia.

El problema del fracaso escolar en España es de enorme trascendencia. Casi el 30% de la población escolar lo padece; una cifra récord que nos da una idea de su importancia en un futuro próximo. Éstas son algunas pistas para afrontar dicho problema, según nuestro experto el Dr. Eduardo Junco Aguado.

CÓMO PREVENIR SU APARICIÓN
Los padres tienen que estar muy atentos a la aparición de malas evaluaciones escolares. No hay que dejar pasar el tiempo y conviene informarse con los profesores, preguntar al niño y tratar de que la situación no se alargue, pues la recuperación será más costosa y prolongada.
Los cursos escolares deben ser programados con tiempo, sabiendo en cada momento qué conocimientos debe tener el niño, y hay que estar muy atentos a sus progresos.
Es importante valorar el comportamiento dentro y fuera de la escuela. Conocer sus amistades, hablar periódicamente con sus maestros y educadores, estar en contacto con la escuela y participar como padres en las actividades que se programen en el centro puede ayudar a prevenir el fracaso escolar.
Si es necesario, debe recibir clases de apoyo o de refuerzo para mantenerse al nivel de sus compañeros.

MEDIOS PARA EVITARLO
Motivación:
Delante del niño hay que hablar bien siempre del colegio, de la vida académica y de lo bonito que es aprender. Se debe fomentar el gusto por hacer bien el trabajo y cumplir las metas que se le proponen. Alabar el esfuerzo personal.

Lectura:
Es la base de cualquier conocimiento. El gusto por leer y comprender lo que se lee es el fundamento del estudio y del aprendizaje. La lectura, que también lleva a la escritura, es imprescindible para el buen desarrollo y progreso en el conocimiento.

Aprender a estudiar:
Estudiar no es estar delante de un libro durante un tiempo. A estudiar también se aprende. Es importante que los niños conozcan las técnicas de estudio que les estimulan y divierten. Como lo es también mejorar el entorno y favorecer su espacio vital.

Familia:
El niño debe percibir una auténtica implicación de la familia en el colegio y en la vida escolar. La preocupación de los padres por sus tareas, el ofrecimiento de ayuda y el ambiente que se vive en el entorno familiar son de enorme influencia en los resultados académicos.

¿Conoces de cerca el problema del fracaso escolar? Comparte tus opiniones en nuestro FORO.

Más sobre: