Pizza tradicional

Ingredientes para cuatro personas

3 cucharadas de aceite de girasol
1 cucharada de aceite de oliva
20 cucharadas de agua templada
1 cucharadita de azúcar
370 gr de harina de trigo
20 gr de levadura de panadero
sal

Para el relleno

Lonchas de beicon
lonchas de chorizo
lonchas de jamón de York
lonchas de queso 'mozzarella'
salsa de tomate

Preparación:

Ponga la harina formando un pozo y desmigaje en el centro la levadura. Deslíela con tres cucharadas soperas de agua tibia e incorpórele la harina suficiente para que se haga una masa suave que se despegue de las manos. Tápela con un paño ligeramente espolvoreado con harina y déjela reposar cinco minutos en un lugar tibio. Añada entonces el aceite y el resto de agua, en la que habrá disuelto el azúcar y la sal. Mezcle y trabaje enérgicamente la masa diez minutos. Cuando esté bien elástica, forme una bola y tápela con un paño. Deje que vuelva a reposar durante una hora y media.

Pinche la masa con la punta de los dedos para hacer que se deshinche y luego extiéndala formando un disco de tres milímetros de grosor. Póngalo sobre la bandeja del horno untado con el resto del aceite y enharinado. Deje que eleve otros diez minutos. Pínchela con un tenedor y forme un borde de dos centímetros de grosor todo alrededor. Coloque en el interior el relleno, primero la salsa de tomate y el queso como base para cualquier pizza y luego lo que más guste a los niños (suele ser jamón de York, beicon, chorizo, etc.) y métala al horno unos veinte minutos. Estará cocida cuando los bordes queden dorados.

Más sobre: